2011 Elecciones

Cañonazos contra una hormiga

  • Esta es la historia del ciberactivista jerezano Manu Román, que registró el dominio 'democraciarealya' y al que sectores de la derecha han intentado vincular con el PSOE e IU para desacreditar la protesta de los 'indignados'

"Cuando internet se organiza, se moviliza y se marca un objetivo, no funciona igual que la política tradicional. Se forman grupos, cada uno con sus propias reglas, y en internet un grupo se organiza con cuatro clicks, por lo que se pueden crear y destruir sin que eso signifique gastar excesivo tiempo ni recursos. Así cada grupo empieza a hacer unas cosas, y los internautas o los ciudadanos (ya es lo mismo decir internautas que ciudadanos) apoyan y participan en las mejores iniciativas, una organización que además de ser muy democrática es muy difícil de identificar y tratar de encontrar líderes o puntos centrales donde atacarles y descabezarlos". [Primer párrafo de la entrada "Las tácticas de la vieja política no funcionan en internet", escrita por Manje y publicada en Barrapunto.com el 26 de marzo de 2010 a las 12.15 horas, desde la-lista-de-Sinde, acerca de esta ley].

Manu Román es jerezano, tiene 36 años y trabaja como programador informático y administrador web. Desde hace ocho años, tiene su horario de currito, mañana y tarde, en Bookingfax.com, la puntera distribuidora de ofertas de viajes a través de internet. Conoce la red. Es su medio. Ahí, Manu Román es Manje. Para los usuarios de a pie, un freak, para los avezados, un activista en la sombra, un apodo, una identidad sin rostro -entre otras muchas- a la que seguir.

Él mismo, en la red, describe su trayectoria con transparencia, desde allá por el 92 cuando empieza a usar internet con "contraseñas robadas" de los primeros que le pidieron que les configurara el acceso a internet, cuando el proveedor costaba dinero. Fue en esos años, cuando en España pagábamos internet por minuto de conexión, como si fuesen llamadas, y alucinábamos con el delirio de chatear con desconocidos, cuando Manje descubrió el potencial de la red "como herramienta de democratización y participación social". "Ocurrían cosas que no salían en los medios de comunicación".

Sigue el trazo de su perfil de Barrapunto.com: "En aquel entonces comenzaron las famosas huelgas y otras movilizaciones por la tarifa plana. Poco después entré a formar parte de la FrEE [ Fonteras Electrónicas de España, un grupo defensor de los ciberderechos], que cerramos para montar el capítulo español de CPSR-es [una organización internacional, sin ánimo de lucro, dedicada a promover el uso responsable de las nuevas tecnologías]. En mi localidad trabajo como voluntario en un colectivo de educadores [del jerezano Barrio Arrabal], desde el que mantenemos Patalata.net [una herramienta de comunicación para este colectivo]. Además formo parte de Indymedia Estrecho [un centro de medios de comunicación independientes] y de www.musicalibre.info [el nombre es autoexplicativo]". Ha luchado contra la Ley Sinde y retransmite activamente en la lista #nolesvotes [ídem].

En marzo, Manje entró en un grupo de la red social Facebook que estaba organizando el movimiento de protesta que se iniciaría el 15 de mayo, un "proceso de luchas sociales" impulsado desde internet con "objetivos que vistos desde el prisma del siglo XX consideraríamos utópicos", explicaba el propio activista en abril, pero que finalmente ha dado la vuelta al mundo, la vuelta a muchas conciencias. Los internautas de ese grupo, unos 200, eligieron un lema: democraciarealya.com. Manje se ofreció como informático, preguntó qué dominio [dirección de internet] comprar, lo compró y se puso manos a la obra.

Es posible conocer todo este relato sobre Manje y democraciarealya.com en internet, practicando lo que Ramón Lobo definió como periodismo ratonero [sin soltar el ratón]. Pero este trabajo aún puede realizarse de forma más grosera, y es lo que ocurrió en la tarde del miércoles. El método es el siguiente: uno se pone frente al ordenador; entra en la página de cualquier proveedor de servicios de presencia en internet; teclea el dominio www.democraciarealya.com y pulsa el botón Whois para saber quién lo ha registrado. La respuesta, conocida: "Manuel Jesús Román. manje@... 1/3/2011". Después es el turno de Google. Se introduce el nombre y se buscan referencias. Hay muchos resultados, más sobre Manje, pero es goloso detenerse en una: un texto suyo aparece citado en otro artículo de la Red de Blog Socialistas, web que muestra una etiqueta ¡automática! con su nombre. A partir de ahí, Manje es socialista y democraciarealya.com, un movimiento auspiciado por la izquierda para dar un vuelco a unos resultados electorales cantados.

Ayer por la mañana, a las nueve y media en punto, Manu Román estaba frente a su ordenador en la oficina de Bookingfax y atendía al teléfono con timidez, en voz baja, en un escenario extraño para él. Aún estaba sobrepasado por su súbita popularidad nacional, pocas horas después de convertirse en protagonista accidental de varias tertulias de medianoche temáticas sobre la concentración de la Puerta del Sol. Prefiere no tener una entrevista en persona, pero está orgulloso del seguimiento de las manifestaciones. "De verdad que no quiero ningún protagonismo porque no lo tengo. Soy uno más de los miles que están en la calle, los que están durmiendo en cartones en las plazas y los que llevan movilizándose mucho tiempo en internet. Lo que está ocurriendo no puede ser atribuido a una persona concreta, no hay líderes por más que muchos no se lo expliquen ni se crean lo que está pasando. Mientras nieguen la realidad, seguirán equivocados".

La conversación es breve. Manu repasa la historia del registro del dominio y se remite a lo que ya ha publicado en internet. Allí, otra aclaración: "No pertenezco a ningún partido. Cuando estaba en la universidad (tengo 36 años) me apunté a un partido recién creado llamado Izquierda Andaluza, una escisión de Izquierda Unida, porque confiaba en la gente de mi ciudad que montó el partido. Estaba comenzando mis estudios en Huelva, así que me pusieron a mí primero para ir un día a la plaza y repartir fresas con el candidato más famoso. Por cierto, cuando IA hizo el primer pacto con otro partido, la asamblea se disolvió".

Así encajan las piezas de la historia de Manje, el ciberactivista al que se intentó descabezar, y el informático jerezano que perdió, sin buscarlo, su anonimato. En pago por el agravio, quede aquí otra de sus reflexiones: "Es necesario que los ciudadanos aprovechen las herramientas de la red para ser personas activas y partícipes de la vida política, sin que signifique tener que pertenecer a organizaciones políticas aceptando estructuras, ideologías y dogmas. Y también es necesario que las organizaciones sociales sea capaces de ponerse al servicio de la ciudadanía, de esta nueva revolución que está por llegar. El 15 de mayo será el comienzo de un nuevo movimiento político por construir, y que os animo a construir". [Manje. Patalata.net, 14 de abril de 2011 a las 13.34].

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios