Así es ... Miguel Molina/Candidato de (AxSí) a la Alcaldía de Barbate

Con la familia, Barbate y Andalucía como estandartes

  • Andalucista desde joven, el alcalde se muestra orgulloso de los boquetes que ha logrado tapar en estos cuatro años

Miguel Molina, candidato del Andalucía por Sí a la Alcaldía de Barbate. Miguel Molina, candidato del Andalucía por Sí a la Alcaldía de Barbate.

Miguel Molina, candidato del Andalucía por Sí a la Alcaldía de Barbate. / D.C. (Barbate)

Comentarios 0

Mientras que atiende a la prensa, en plena calle, los vecinos de Barbate no paran de saludar a su alcalde. Unos simplemente quieren darle ánimos de cara a los comicios de este domingo, y otros van más allá porque le piden su mediación para solventar algún contratiempo o necesidad.

Y entre tanto saludos, Miguel Molina, el candidato de Andalucía por Sí (AxSí) a la Alcaldía de Barbate, recuerda que fueron su hermano y unos amigos los que le inculcaron el andalucismo allá por 1989, con Juventudes Andalucistas. Esto le ha marcado desde entonces y sus sentimientos y razonamientos le llevan a pensar que la región andaluza debe tener un partido propio y fuerte en Andalucía para luchar por los intereses de su gente.

A sus 47 años aspira de nuevo a presidir la Corporación municipal. Esta vez parte como favorito según las encuestas, que incluso le auguran una mayoría absoluta. Es maestro de Humanidades, y está licenciado en Psicopedagogía por la Universidad de Jaén. Cuando acabó su licenciatura, creó una empresa de formación como autónomo, y luego otra en Atlanterra dedicada a servicios, llevando mantenimiento de comunidades. También se ha dedicado al sector inmobiliario en la zona de Tarifa. Unos negocios que ahora gestiona su esposa, desde que en 2015 fue elegido alcalde, pasando de ser un autónomo, a cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social.

Asegura que de pasar de llevar la responsabilidad de su ámbito familiar y empresarial a llevar la responsabilidad de todo un pueblo es enorme. “Es mucha responsabilidad, sobre todo cuando veíamos la inseguridad del municipio, con escasos recursos para la Policía Local o para Bomberos, los cuales ante cualquier cosa teníamos que esperar a que viniesen con el equipo de excarcelación desde el Consorcio de la Bahía de Cádiz”. Reconoce que el primer año lo pasó muy mal. Ahora, considera que las cosas han cambiado, ya que todo el material que necesitan los profesionales de Barbate, están a la última. “Estamos muy bien equipados, como para poder estar más tranquilos, pero sí es cierto que la responsabilidad es enorme y no es fácil llevarla cuando tienes que mantener siempre unos criterios justos y equitativos para todos”, reflexiona.

Sobre los problemas que desde hace tiempo han acuciado a Barbate, Miguel Molina asegura que el Ayuntamiento es ahora una administración “seria, pagadora y eficiente”, recordando que además de las nóminas pagadas y los materiales que se han comprado, “se ha cumplido con proveedores, con la Hacienda Andaluza y con la Diputación” a la que debían 2,2 millones de euros.

 

En las últimas fechas, tanta actividad política le ha quitado de hacer deporte, donde la natación es una de sus modalidades favoritas, sobre todo a una hora temprana en la piscina. También trata de mantener la vida familiar lo máximo posible, pero “es cierto que estos dos últimos meses hay poco tiempo, porque hay que compaginar la campaña con el día a día del Ayuntamiento”.

Molina lamenta que le queda muy poco tiempo para su vida familiar. “Es lo que más estoy echando de menos; de hecho, me estoy llevando a mi madre a los actos electorales porque si no no la veo, es la forma de verla todos los días”. Sus dos pequeñas de siete y nueve años son su delirio. De hecho está deseando llegar a la casa para reencontrarse con ellas, jugar y dedicarles todo el tiempo que pueda.  

“Me estoy llevando a mi madre a todos los actos electorales porque si no no la veo. Es la única forma”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios