Elecciones municipales en Cádiz | Balance Campaña de tensión baja

  • La del 2015 estuvo marcada por la indignación y el cambio político que se avecinaba

  • Han sido 15 días de casi ausencia de mítines y muchos debates

Los candidatos Domingo Villero, Juancho Ortiz, José María González y Fran González. Los candidatos Domingo Villero, Juancho Ortiz, José María González y Fran González.

Los candidatos Domingo Villero, Juancho Ortiz, José María González y Fran González. / Julio González

Año 2015. El gallinero anda muy revuelto. Demasiados años de crisis económica y también política con unos partidos tradicionales que están en solfa. El bipartidismo se resquebraja con la llegada de las entonces formaciones emergentes como Podemos y Ciudadanos, cada una con unos orígenes muy distintos. En Cádiz empieza a barruntarse el cambio y se ve que el efecto Teófila no es suficiente para que el PP revalide su victoria. Son tiempos convulsos y eso se traduce en una campaña electoral muy áspera.

Cuatro años después la gasolina de la indignación ha bajado y, por ende, la campaña ha sido mucho más gris que la que hubo hace cuatro años. Los que entonces llevaban la bandera de la revolución, Podemos, son los que hoy detentan el poder y el enemigo a batir.

Ha sido una campaña en la que se ha abandonado algunos de los elementos tradicionales como los mítines. Adelante Cádiz, la formación que encabeza José María González ‘Kichi’, ha sido la única que ha realizado uno. Quizás los partidos han entendido ya que al final es un mensaje que le llega sólo a gente que está convencida.

Desde luego por debatir no ha sido. Se han contabilizado hasta ocho, de tal manera que los primeros espadas han seleccionado los mismos, salvo Domingo Villero (Ciudadanos), que tenía la necesidad imperiosa de aparecer en todos lados. Los números uno han estado bastante comedidos en los cara a cara a los que han asistido, mientras que algunos con los subalternos se han incendiado.

Una campaña en la que se han confrontado distintos estilos. Un Adelante Cádiz que ha basado buena parte de su campaña en el magnetismo del alcalde y han confeccionado toda clase de objetos con caricaturas de Kichi, apodo que se ha potenciado también durante la campaña y que irá en las propias papeletas.

El candidato del Partido Popular, Juancho Ortiz, es el que quizás ha hecho una campaña más larga, ya que viene desde hace un año picando piedra al tener la responsabilidad de suceder a Teófila Martínez. En la campaña ha ido lanzando propuestas por día, muchas de ellas con incidencia urbanística.

El PSOE ha encarado la campaña con el viento a favor que hay por el socialismo a nivel estatal y que su candidato Fran González espera que le pueda ayudar a mejorar sus resultados. Este directamente ha planteado su batalla directamente con el alcalde José María González. Al contrario de lo que ha hecho Juancho Ortiz, no ha tenido muchas comparecencias ante los medios y ha adoptado una actitud un poco más discreta.

En Ciudadanos, Domingo Villero ha ido a marchas forzadas tratando echar los dientes mientras que lo de Vox ha sido sorprendente: No ha tenido ni una sola aparición pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios