Así es Fran González, candidato del PSOE a la alcadía de Cádiz El cocinero del nuevo contexto socialista

  • Tímido confeso, el alcaldable confiesa que esta legislatura le ha servido de aprendizaje por la tensión que ha vivido

El candidato del PSOE en Cádiz, Fran González.

El candidato del PSOE en Cádiz, Fran González. / Julio González

La excesiva exposición pública del político hace que de él solo quede la imagen que ofrece al exterior, estando especialmente marcada por el papel que le toca jugar. No es lo mismo ser alcalde que vivir instalado en la oposición, ya que fuera del poder se suele tener un discurso diferente del que se mantiene cuando se forma parte del equipo de Gobierno.

Si a esto se une la timidez, una de las cualidades con las que se define Fran González, candidato del PSOE a la Alcaldía de Cádiz, el camino es mucho más complicado en las distancias cortas. Aunque reconoce que pasa “apuros” a la hora de abrirse y definirse por ser “muy tímido”, sí apunta que parte de su perfil está condicionado “entre el empaque y el papel político, que a lo mejor tengo un tono más duro o más brusco”. Aun así, añade que en su entorno “dicen que soy muy distinto en privado que en público”. “Cuando me abro en un contexto relajado, muestro más mi forma de ser, más cariñosa, agradable y simpática”, remarca.

Mucho ha cambiado la vida de Fran González desde que le ganó en 2012 la secretaría local a Marta Meléndez. Tanto el contexto como las responsabilidades son diferentes, sobre todo en los últimos cuatro años, un periodo que le ha supuesto “un aprendizaje por las tensiones vividas”. Y es que ha sido un tiempo en el que, por un lado, ha mantenido una relación complicada con el equipo de Gobierno liderado por José María González Kichi y, por el otro, ha tenido responsabilidades en la Diputación de Cádiz. Una etapa que le ha servido “de aprendizaje” a partir de “un conjunto de experiencias algo complicadas y negativas y otras positivas”. Por ello, resalta que este periodo “me ha hecho madurar en muchas cuestiones y ser más sosegado y reposado en otras para no ser impulsivo”.

Casado con Raquel y padre de cuatro hijos –Andrea, Carla, Curro y Martina–, cuenta que su inquietud política apareció cuando era estudiante de Derecho, momento en el que “había mucho movimiento por el conflicto de Irak, por lo que me acerqué al PSOE porque me identificaba con él desde el punto de vista ideológico”. Desde ese momento, comenta que ha vivido “un desarrollo personal” dentro de la organización. “Todo nace como una inquietud de querer participar, hacer cosas y poder desarrollar las propuestas que tengo”, afirma González, que, a partir de “la convicción del servicio público”, considera gratificante “cuando puedes ayudar mínimamente a alguien o a algún colectivo a poder solucionar cosas”.

Una de las pasiones de Fran González es la cocina en todas sus vertientes. “Me encanta cocinar y relajarme en torno a una comida con amigos”, confiesa el socialista. De hecho, uno de los ritos que mantiene semanalmente es ir los sábados a la Plaza a hacer la compra. “Siempre quedamos un grupo de amigos a las nueve de la mañana para desayunar en La Marina. Hablamos de comida, de platos, y de allí nos vamos a hacer la Plaza”, indica.

Si hay un lugar que identifica a Fran González, ese es la playa. “Me relaja y me genera mucha tranquilidad”, expone. De hecho, señala que ha jugado al voley-playa y ha practicado surf. Es asiduo a La Caleta, entre otros motivos, “por comodidad y por control de los niños”, por lo que es su lugar cotidiano para disfrutar, aunque también es usuario de otras playas tanto por divertimento como por tranquilidad en los días en los que acude más gente a la playa viñera.

Con todo, asegura que la actual campaña “la estamos viviendo en un contexto positivo, mucho mejor que la de 2015. Ahora, lo que estamos intentando es darle un punto de coherencia con propuestas e iniciativas para que se visualice el trabajo de este tiempo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios