Hace 125 años

1888 El suicida recibió sepultura no católica

Ayer por la tarde fue enterrado el teniente de Infantería que habiendo atentado contra su esposa se suicidó con una pistola. El cadáver fue acompañado por muchos de sus compañeros y comisiones de distintos cuerpos, rindiendo los honores un piquete de Pavía. El entierro no llevaba cruz y el acompañamiento entró en el cementerio por la puerta del civil. El cura castrense había autorizado el entierro en sepultura católica, ya que el finado padecía una fuerte enajenación mental y había profesado la religión católica. Sin embargo, el Obispado remitió una comunicación al gobernador prohibiendo enterrar en sagrado el cadáver del suicida. El gobernador acordó resolver de acuerdo con la comunicación enviada por el Obispado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios