Hace 125 años

1889 Persecución de un perro sospechoso

Los guardias municipales estuvieron ayer persiguiendo a un perro que se creía rabioso y que en su huida mordió a una mujer, que tuvo que ser curada en San Juan de Dios, y a otros perros. Durante largo rato estuvieron acosando al animal hasta que llegaron a la calle Villalobos. Allí  un anciano se comprometió a cogerlo vivo con un lazo, pero fue mordido por el perro. El guardia José Sánchez se vio obligado a dar muerte al animal para evitar mayores males. Por la tarde le hicieron la autopsia al perro en la Facultad de Medicina, no observándose señales propias de la rabia, pero en el estómago tenía trapos y estropajos. Las personas que resultaron mordidas han sido puestas en observación y con la médula del perro muerto se han inoculado dos conejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios