Efemérides

Napoleón comienza a bombear Cádiz Historias de Cádiz

  • josé maría otero

La celebración del bicentenario de las Cortes de Cádiz parece que está olvidando que, junto a la elaboración de la Constitución, nuestra ciudad estuvo soportando largo tiempo el asedio de las tropas de Napoleón.

En este olvido no incurrieron nuestros abuelos, que cuando celebraron el primer centenario no dejaban de señalar que también se trataba de recordar el 'sitio de Cádiz'. En julio de 1909 se constituyó en el Ayuntamiento la comisión encargada de preparar los actos para 'conmemorar el sitio de Cádiz y el centenario de la Constitución de 1812' . Uno de los primeros acuerdos de esta comisión fue colocar una lápida en el castillo de la Cortadura que recordara que había sido levantado con el sacrificio de los gaditanos y frente a las tropas enemigas.

Coincidiendo con el centenario, Diario de Cádiz publicó varios artículos recordando los lugares exactos donde cayeron las bombas enemigas.

La primera de ellas cayó en la tarde del 1 de diciembre de 1810, cuando aún las Cortes se reunían en la Isla de León. Llegó hasta las proximidades de la Torre de Tavira, pero no llegó a hacer explosión. Santiago Casanova, cronista oficial de la ciudad, basándose en relatos de testigos presenciales, cuenta que hubo carreras, gritos y susto general. Algunas mujeres cayeron desmayadas y todos buscaban refugio ante el temor de que el bombeo, como así se llamaba entonces, continuara.

Casanova añade que, pasado el lógico susto, esas primeras bombas provocaron más risas y bromas que temor. Fue entonces cuando se inventaron las famosas coplillas que, según el articulista que citamos, comenzaban diciendo "con los plomos que tiran..." y no "con las bombas que tiran...."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios