Hace de 100 años

1913 Escándalo y delirio con el fenómeno Belmonte

 Aficionados de toda la provincia se dieron cita ayer en Jerez para presenciar la reaparición del ‘fenómeno’ actual, el novillero Juan Belmonte que está próximo a tomar su alternativa.

Hubo de todo. Su segundo enemigo era un novillejo pequeño y de pocos cuernos. El público se indignó con el que llega a cobrar 8.000 pesetas por actuación y se organizó un escándalo tremendo. El presidente ordenó que Belmonte subiera al palco para ordenarle que también matar al último de la tarde.

Y aquí se cambiaron las tornas. Belmonte toreó maravillosamente, con los pies clavados en la arena y rozándose con los pitones. ¡El delirio! El público se olvidó de la broca anterior y todo eran aplausos para el ‘fenómeno’. Estocada y el público se lanza al ruedo para llevarse a hombros a Belmonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios