Hace 100 años

1915 Delirio en Sevilla; ¡oreja para Joselito!

Sin precedentes. Joselito el Gallo, a pesar del reglamento, cortó una oreja en la corrida celebrada ayer en Sevilla. Es la primera oreja que se concede en Sevilla.

 

Joselito se había encerrado con seis toros de Santa Coloma. Estuvo superior toda la tarde. Lo ocurrido en el quinto no es posible describirlo. Jamás se ha visto faena igual.

José dio pases soberbios e inmejorables, de filigrana, descomunales. Cogió un sombrero y lo colgó de un pitón. El público, de pie toda la faena, enronquecía con gritos y tributaba ovaciones delirantes. A la hora de matar, Joselito entró recto y despacio, metiéndose en la cuna. Estocada enorme y el toro rueda sin puntilla. El presidente se vio obligado a otorgar la oreja.

 

El torero fue llevado a hombros a su domicilio, que sigue rodeado de aficionados ovacionando al inmenso Joselito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios