Hace 50 años

1959El jesuita padre Arrupe habla en San Felipe sobre la bomba atómica de Hiroshima

Más de dos mil personas acudieron ayer al patio de San Felipe Neri para escuchar la conferencia del provincial de los jesuitas en Japón, padre Arrupe, "Yo viví la bomba atómica".

El acto estuvo organizado por la Hermandad de San Cosme y San Damián, que agrupa a numerosos médicos y farmacéuticos. Prologó el acto el presidente de la citada Hermandad, José Gómez Plana y Conte. Entre los asistentes se encontraba el obispo coadjutor, Antonio Añoveros.

El padre Arrupe inició una magnífica exposición saludando a sus colegas médicos de Cádiz y explicando las diferencias culturales entre Occidente y Oriente.

Arrupe describió los terribles días que siguieron a la explosión de la bomba atómica en Hiroshima y la labor desarrollada por la Residencia de los Jesuitas. Explicó que gracias a la Providencia se descubrió una solución de ácido bórico que permitió salvar numerosas vidas. Afortunadamente ninguno de los jesuitas destinados en Japón perdió la vida.

Arrupe fue muy felicitado y aplaudido por los asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios