Economía

Las patronales del sector denuncian irregularidades en los análisis de la OCU

  • Los industriales de Anierac y los exportadores de Asoliva aluden a deficiencias en la toma de muestras y en su conservación, además de retrasos. Asegura que todas las marcas superaron las pruebas químicas y que en las catas hubo discrepancias

La patronal industrial (Anierac) y exportadora (Asoliva) del aceite de oliva reaccionaron ayer ante el informe de la OCU que pone en cuestión a 20 marcas por vender como aceite de oliva virgen extra cuando es de una calidad más baja. Según las asociaciones, durante el proceso de análisis pusieron "en evidencia las irregularidades detectadas durante la elaboración del estudio en cuanto a la toma de muestras, la mala conservación de las mismas, el retraso en la elaboración de los análisis, así como graves deficiencias detectadas en los procedimientos estipulados por la normativa (Real Decreto 538/2015)". Inciden en que todas las marca cumplen "con los estrictos controles analíticos legales confirmándose que todas son virgen extra desde el punto de vista analítico" y asegura que la OCU se refiere, cuando habla de fraude, "a "diferencias de criterio sensorial entre catadores. En algunos lotes, existen discrepancias de valoración en olor y sabor incluso entre los distintos laboratorios acreditados que han participado en el estudio". "El método del panel de cata es un procedimiento “subjetivo” tal y como ha quedado demostrado mediante multitud de estudios privados y oficiales y, por tanto, se trata de un método en revisión tanto por el Consejo Oleícola Internacional como por las distintas administraciones con el objetivo de reducir la gran variabilidad de sus resultados", concluye Anierac, que termina diciendo q el aceite de oliva virgen extra español "es de gran calidad y las diferencias se reducen a discrepancias de sabor y olor entre catadores".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios