Economía

¿A qué países de la eurozona amenaza la crisis de la deuda?

  • Al grupo de países sobre el que llaman la atención los expertos (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España) se suma Bélgica, que se ve sacudida por una fuerte crisis a nivel político.

Comentarios 1

La amenaza de quiebra en Grecia, la burbuja inmobiliaria que se pinchó en España, la economía de Irlanda que se encoge: la eurozona está metida en la mayor crisis de su historia. En muchos lugares crece el miedo de que la crisis de la deuda griega arrastre a otros miembros de la Unión Europea. Al grupo de países sobre el que llaman la atención los expertos (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España) se suma Bélgica, que se ve sacudida por una fuerte crisis a nivel político.

GRECIA: La deuda griega llevó en 2009 a un déficit del 13,6 por ciento. Este año debería bajar al ocho por ciento, acordaron expertos de la UE, del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Central Europeo el pasado fin de semana en el marco de un plan de rescate. El paquete de ayuda, que no tiene precedentes, prevé créditos por 110.000 millones de euros en los próximos tres años. La deuda estatal se ubicó en 2009 en el 115 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y va a seguir creciendo según el pronóstico de la Comisión Europea.

PORTUGAL: Portugal tiene un débil crecimiento económico y está perdiendo competitividad. La Comisión Europea exige un enérgico saneamiento presupuestario. El déficit estatal debería bajar del 9,4 por ciento del PIB en 2009 al 8,5 por ciento este año. La deuda estatal va a trepar probablemente del 76,8 por ciento en 2009 al 85,8 por ciento en 2010.

ITALIA: La deuda estatal en Italia es un problema duradero. En 2009 se ubicó cerca del 116 por ciento del PIB, levemente por encima del nivel de Grecia. En 2010 se espera que supere el 118 por ciento, y una mejora no está a la vista. El déficit en 2010 se mantiene, según la Comisión Europea, en el 5,3 por ciento. Las calificadoras de riesgo no bajaron todavía el nivel de solvencia de Roma.

IRLANDA: El Estado insular, fuertemente afectado por la crisis bancaria, alcanzó el año pasado un déficit del 14,3 por ciento, mayor aún que el de Grecia. Sin embargo, el gobierno aplicó un rígido paquete de ahorro y no manipuló -a diferencia de Grecia- los números de su deuda. La Unión Europea exige una fuerte baja del déficit. Para 2010 se espera que baje al 11,7 por ciento. La deuda estatal, que en 2009 se ubicaba en el 64 por ciento, va a subir al 77,3 por ciento este año.

ESPAÑA: España padece las consecuencias de la crisis económica y financiera y la explosión de la burbuja inmobiliaria, que costó muchos empleos. En los mercados circularon rumores de que Madrid solicitaría ayuda del extranjero. Sin embargo, tanto el gobierno como la Comisión Europea lo negaron. El déficit del 11,2 por ciento en 2009 debería reducirse este año al 9,8 por ciento. En cambio, la deuda estatal subirá en 2010 del 53,2 por ciento al 64,9 por ciento.

BÉLGICA: Los observadores temen que la crisis del gobierno y del Estado belga pueda tener consecuencias para los mercados financieros. Al igual que en Italia, la deuda estatal es un problema tradicional: en 2009 se elevó al 96,7 por ciento. Y en 2010 se pronostica una suba al 99 por ciento. El déficit se multiplicó por cinco el año pasado hasta alcanzar el seis por ciento del PIB. Sin embargo, en 2010 se espera que baje al cinco por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios