Economía

El sector inmobiliario ralentizará su crecimiento por los costes de los materiales y la inflación

Viviendas en construcción

Viviendas en construcción / Miguel Ángel Salas

La actividad inmobiliaria tenderá a suavizar su crecimiento durante la segunda mitad del año en España debido, entre otras razones, al encarecimiento de los costes de construcción y a la pérdida de poder adquisitivo de los compradores, con la inflación "en máximos" y los tipos de interés al alza.

En Andalucía, Málaga se aparece como uno de los destinos de mayor actividad inmobiliaria de España, por detrás Madrid o Barcelona. Además, en el caso de la Costa del Sol las promociones de obra nueva mantienen el dinamismos y los precios al alza.

Estas son algunas conclusiones del Mapa del Tiempo Urbanístico, un estudio elaborado por la Sociedad de Tasación, que añade que la incertidumbre sobre la evolución de la economía estaría estimulando la demanda de vivienda, aunque la oferta de obra actual es insuficiente para cubrirla.

Esto está provocando subidas de precio generalizadas, principalmente en obra nueva, pero también en las viviendas de segunda mano, ya que parte de la demanda se estaría trasladando a este segmento ante la falta evidente de "stock" disponible, sobre todo en Madrid y Barcelona.

Asimismo, los inversores y promotores han incrementado su interés por la compra del suelo industrial y logístico, especialmente en áreas próximas a Madrid y Barcelona, donde ya ha habido ligeros incrementos de precios.

Por su parte, el sector hotelero vuelve a ser atractivo por la recuperación del turismo y se encuentra ya en niveles prepandémicos, gracias a que ha logrado captar inversión y ha reposicionado algunos de sus activos en zonas costeras e islas.

El sector terciario -oficinas y comercial- comienza a reactivarse en las zonas consideradas "prime", las más rentables, aunque en la periferia de las ciudades aún se detecta una oferta elevada para una demanda "contenida", añade el informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios