XXI Congreso de la Empresa Familiar

La empresa familiar afea a Sánchez el cortoplacismo para mantenerse en el poder

  • Riberas pide consenso político para asuntos vitales como la Educación, la competitividad y formentar el crecimiento

Francisco J. Riberas salida a Pedro Sánchez sobre el escenario del Palacio de Congresos de Valencia Francisco J. Riberas salida a Pedro Sánchez sobre el escenario del Palacio de Congresos de Valencia

Francisco J. Riberas salida a Pedro Sánchez sobre el escenario del Palacio de Congresos de Valencia / Kai Forsterling / Efe

Con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, escuchándole a pocos metros en el escenario del Palacio de Congresos de Valencia, el presidente del Instituto de Empresa Familiar, Francisco J. Riberas, le dijo al jefe del ejecutivo que la grandes empresas españolas están cansadas de que la política no esté teniendo altura de miras y solo mire a corto plazo.

Lo hizo Riberas en su discurso de clausura del XXI Congreso de la Empresa Familiar, en el que alertó: “Nuestra economía se encuentra hoy en peor estado que el que tenía en 2008, por ejemplo, a nivel de endeudamiento público o desempleo, para afrontar una futura recesión. Ese posible cambio de ciclo que llegará antes o después no puede pillar a España sin los deberes hechos. No podemos permitirnos que se sigan adoptando medidas de corto plazo con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad”. El presidente del IEF, en nombre de la gran empresa familair española, considera que gobernar sólo por mantenerse en el poder sin abordar los desafíos de largo plazo no es aceptable.

Por ello, Riberas señaló en su discurso: “Es necesario tomar medidas, implementar reformas y precisamos avanzar sin dilación”, antes de reconocer que “la coyuntura política” de España “no es fácil”, pero cree que no es razón suficiente para no invocar al “espíritu de consenso” que permitió redactar la Constitución, ahora que se van cumplir 40 años de ese hito, para “tomar decisiones importantes para el futuro de nuestro país”.

Y es que la gran empresa familiar quiere ser parte proactiva de esa mirada de largo plazo. Y en asuntos concretos. Ribera citó tres en concreto: la Educación, la innovación y la competitividad, y, en tercer lugar, el fomento que favorezcan el crecimiento de las empresas.

En materia educativa cree necesaria una ley que perdure, porque “no tienen sentido las continuas reformas de los últimos años”. Tanto que llegó a afirmar que el modelo educativo que pudiera pactarse en ese clima de consenso político y social debe ser “intocable por muchos años”.

Para acelerar la innnovación y la competitividad propone fomentar la colaboración entre las universidades y centros tecnológicos con las emrepsas.

Respeco a la necesidad de que el tejido empresarial gane dimensión, Riberas dijo que “sólo con una masa crítica suficiente nuestras empresas podrán invertir en desarrollo tecnologíco y globalización que les permitan liderar sus mercados, generando centros de decisión relevantes en España y un efecto tractor positivo para las empresas más pequeñas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios