encuentro

Destrezas sociales y tecnológicas, demandas del futuro laboral

  • Grandes referentes de la acción social en el mundo empresarial andaluz coinciden en que los jóvenes necesitan una mayor formación en inteligencia emocional y habilidades de negociación

Payán, Yoldi, Rodríguez, García y Grimaldi, en el coloquio. Payán, Yoldi, Rodríguez, García y Grimaldi, en el coloquio.

Payán, Yoldi, Rodríguez, García y Grimaldi, en el coloquio. / Juan Carlos Muñoz

El presente y el futuro conectados por la necesidad de conocer el panorama laboral y detectar fuerzas y debilidades de los recursos humanos para conseguir una mayor eficiencia en la productividad de las empresas y que ese logro repercuta en la sociedad. Sobre este eje temático giró el Café Coloquio que Grupo Joly organizó en la sede de Diario de Sevilla con el nombre de Conectando talento, iniciativas y valor social: la empresa colaborativa.

Los ponentes invitados fueron María Ángeles Rodríguez, directora de la Fundación Cruzcampo (Grupo Heineken); María García, directora de Empleabilidad del Human Age Institute (Manpower); José Antonio Payán, coordinador regional de Andalucía Occidental de la Fundación Adecco; y Concha Yoldi, presidenta de la Fundación Persán y del Consejo Social de la Universidad de Sevilla bajo la moderación de Alberto Grimaldi, jefe de Economía del Grupo Joly. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) obligan al mundo empresarial a ponerse las pilas a la hora del trabajo colaborativo. “Hay que hacer negocios de forma sostenible y trabajar con las comunidades y los problemas de su entorno”, comenta María Ángeles Rodríguez, que destaca que la Fundación Cruzcampo trabaja desde hace tiempo con los jóvenes en las escuelas de hostelería. “Heineken utiliza ese conocimiento que tiene del sector para formarlos y capacitarlos.El futuro va por ahí cuando hablamos de valor social”, añade Rodríguez.

“El consumidor joven pide cada vez más que las empresas participen más en los problemas sociales”, dijo María Ángeles Rodríguez

En ese sentido, la Fundación Cruzcampo tiene en marcha dos programas: #talentage, enfocado a esos talentos universitarios muy preparados, pero que carecen de habilidades de comunicación o de liderazgo; y Red Innprende, que trabaja la parte metodológica de cómo emprender un negocio en el sector del turismo y la hostelería a través de dos vías:un programa de aceleración de empresas y Retos Heineken, proyecto en el que se seleccionan cuatro start ups para trabajar con especialistas de la cervecera en el desarrollo de soluciones tecnológicas para retos actuales del sector. “Nuestros chicos tienen una tasa de empleabilidad de más del 80%”, afirma María Ángeles. Y hace un análisis revelador:“El consumidor joven cada vez más pide a las empresas que participen más en los problemas sociales, que las empresas pongan en el centro de su propósito algo que trascienda el mero negocio”.

De hecho, Heineken destinó ocho millones a su sede en Sevilla, Avenida de Andalucía 1. Es el gran proyecto que la compañía empezó en enero para transformar su sede de Sevilla y abrir sus puertas a todos los ciudadanos, de forma que la sede contará con un nuevo centro cultural y social y un espacio gastronómico de 1.400 metros cuadrados, complejo que traerá al visitante una experiencia de marca y que abrirá a mediados de 2019.

“Vivimos en un mundo volátil, incierto y ambiguo y el talento va a ser lo que nos dé la oportunidad de negocio”, dijo María García

Según Human Age, la tasa de desempleo de los jóvenes españoles es la mayor de la Unión Europea solo por detrás de Grecia. “Estamos luchando contra ese lamentable dato con distintos programas, en los que han participado 14.000 jóvenes en tres años, en colaboración con cerca de 800 empresas”, pone de relieve María García.

De hecho, Manpower Group ha realizado un informe que desvela una realidad desalentadora: el 46% de los directivos a nivel global no encuentran el talento que requieren para sus empresas.Eso sí, en España ese número se reduce al 24%. Por eso, las compañías de recursos humanos entrenan a los jóvenes en las soft skills (habilidades para trabajar en equipo, que el candidato disponga de destreza frente a la negociación y la toma de decisiones y que tenga facilidad para relacionarse, comunicarse y liderar un proyecto). “Vivimos en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo y el talento va a ser lo que nos dé la oportunidad de negocio. Ya no son tan importantes las hard skills (todo el conocimiento académico curricular obtenido durante el proceso formativo formal de un candidato) como la learnability, es decir, la curiosidad y la capacidad de aprender nuevas habilidades para mantenerse empleable a largo plazo”, remata García. El gran reto es encajar la mentalidad millenial en el mundo empresarial.

Asimismo, María reconoce que el Human Age Institute nace “de la necesidad de devolver a la sociedad lo que nosotros sabemos y tenemos”. Por eso, ha creado el Power You Xperience, un espacio en el ámbito universitario para facilitar la empleabilidad al estudiante, además de organizar jornadas en 32 universidades en las que han participado un total de 14.000 universitarios.

“Basamos la estrategia en los ODS, porque son el libro blanco para movernos en los próximos 15 años”, señaló Payán

Por su parte, José Antonio Payán, de la Fundación Adecco, admite que ha habido un cambio de filosofía en su compañía y que ahora se focaliza el esfuerzo en “la felicidad del empleado” para que ese orgullo de pertenencia sea verdaderamente tangible. “Basamos nuestra estrategia en los ODS, porque son el libro blanco para movernos en los próximos 15 años”, detalló Payán. El volumen de ingresos de la Fundación Adecco, que cuenta con 160 trabajadores en España, ha sido de 11’5 millones de euros solo en el último año. De esa cantidad, cerca de un 80% procede de capital privado, lo que pone de relieve la escasa implicación de las administraciones públicas.

Con respecto a la formación integral de los candidatos, Payán desgranó los tres proyectos que tiene en marcha la Fundación Adecco en España: el Observatorio de Innovación en Educación y Empleo (OIEE), en el que participan 28 empresas; la Factoría de Talento, en colaboración con Dynamis Consultores, que trata de reducir la brecha existente entre el mundo académico y el mundo laboral con un programa de seis meses de duración destinado a jóvenes que quieren desarrollar sus capacidades tanto personales como profesionales y explorar su espíritu emprendedor; y CEO por un mes, iniciativa rompedora en la que un joven se convierte en la sombra del presidente de Adecco en España, Enrique Sánchez, durante 30 días. “Los dos últimos que vivieron esta experiencia ya están trabajando con nosotros”, confiesa José Antonio Payán.

“Con los empleados de Persán, tenemos muy en cuenta la conciliación laboral”, aseveró Concha Yoldi

Con respecto a los ODS, la Fundación Persán creó el proyecto Cero Vertidos, un sistema de osmosis inversa con el que recicla su propia agua, reduciendo a la nada su impacto ecológico. Y Persán también crea su propia energía para autobastecerse. “Con los empleados, tenemos muy en cuenta la conciliación. Decidimos que los jefes tenían que ser los primeros en decir: a las 18:30 o a las 19:00 horas como muy tarde, todo el mundo a su casa”, señala Concha Yoldi, presidenta de la Fundación Persán.

Esta empresa aboga desde hace más de una década por la inserción laboral y, a través de su fundación, por el fomento de valores merced a proyectos como el Premio Manuel Clavero, en el que también participa Grupo Joly y que reconoce anualmente una trayectoria profesional ejemplar vinculada a Sevilla (la última premiada ha sido Soledad Becerril).

Como presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, Yoldi asevera que la institución académica ha desarrollado un programa de soft skills. “Procuramos formar a los chavales en cómo hablar en público, aprender a negociar, trabajar en equipo, tener inteligencia emocional... Estamos muy preocupados con las necesidades de formación y preparación de nuestros universitarios. Porque los niños que nacen ahora no saben cuáles y cómo serán sus trabajos dentro de 20 años. Entonces, las universidades están haciendo prospectiva. Estamos muy empeñados en la reforma de la Ley Universitaria, porque España es el único país de nuestro entorno que no la ha reformado. Queremos más autonomía, pero no más autogestión. El futuro de las universidades pasa por los grados duales”, agrega Concha Yoldi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios