tribuna de opinión

La desaparición del dinero

  • El 'bitcoin' está revolucionando la forma de hacer transacciones.

  • El sistema criptográfico que lo sustenta ya se emplea para eliminar documentos físicos.

Stand de bitcoin Stand de bitcoin

Stand de bitcoin

Aprincipios de este año, el empresario australiano Craig Wright desveló su identidad y declaró públicamente que había sido el autor de una carta firmada bajo el seudónimo Satoshi Nakamoto, en la que reconocía ser el creador de la moneda virtual bitcoin. Aunque todavía existe una controversia acerca del verdadero creador de bitcoin -si es otra persona o un equipo de informáticos- el hecho es que está revolucionando el sistema de transacciones y de pagos a nivel mundial, función que tienen los bancos casi en exclusiva desde hace siglos.

La tecnología que se ha desarrollado no necesita ni de bancos privados ni de bancos centrales que garanticen las transacciones. Cada transacción se convierte en un bloque que se incorpora a una cadena a través de ordenadores, que dejan un registro indeleble y que puede ser visualizado por todos los agentes activos y autorizados en cada una de las transacciones. El sistema es descentralizado -intervienen los ordenadores de las partes que realizan la transacción- y no requiere de una autoridad regulatoria que apruebe las operaciones.

Una preocupación central de los jugadores que están empezando a utilizar esta tecnología es la seguridad. A pesar del sofisticado sistema criptográfico que contiene, el hecho de que un número creciente de agentes lo utilicen aumenta el riesgo de pirateo y falsificación de la información. Ya se ha dado algún caso.

Otro problema que puede presentarse si se generaliza su uso es el bloqueo del sistema debido a la gran cantidad de información que se necesita almacenar, reduciendo la velocidad de las transacciones que dejarían de ser instantáneas.

La confidencialidad es otro de los problemas que pueden presentarse. Las transacciones que se realizan se registran en libros o balances virtuales, al que tienen acceso todos los participantes en las transacciones. Este sistema otorga seguridad, pero permite también a los agentes ver qué operaciones están realizando empresas competidoras, creando un problema de confidencialidad. El problema deviene de la centralización de la información a la que tienen acceso los participantes. Puede resolverse creando muchos pequeños centros de información a los que sólo tendrían acceso los agentes a cada una de sus operaciones.

Lo que resulta aún más importante es que la tecnología que subyace debajo de esta moneda virtual -el sistema operativo criptográfico de cadena de bloques o blockchain- se está empezando a utilizar para el desarrollo de otros servicios, que van a revolucionar muchas de las transacciones comerciales que desde hace siglos utilizan documentos, certificaciones y acreditaciones, que sirven para validar multitud de operaciones.

Grandes empresas industriales y comerciales están ya utilizando la tecnología blockchain para el seguimiento en tiempo real del transporte de distintos tipos de mercancías. Walmart lo utiliza para el seguimiento de las importaciones de carne de China -entre otras muchas-, comprobando que no hay deterioro en el producto y la entrega se realizará a tiempo. Esta información la obtiene mediante sensores que miden la temperatura, humedad y otras características de cada uno de los contenedores que transportan la mercancía, además del sistema de localización GPS para comprobar la entrega en el tiempo previsto. Esto significa utilizar el internet de las cosas, por el que distintos dispositivos interactúan y emiten información relevante para las partes implicadas.

Hay que subrayar que la utilización del blockchain para todas las operaciones de logística hace desaparecer el envío de documentos físicos -cartas, certificaciones, etc.- porque toda esa información se encuentra dentro del sistema y es accesible para su comprobación por las partes. En el caso comentado de Walmart, esta empresa quiere enviar el importe de la compra de carne al exportador chino. Este coloca en un bloque toda la documentación, ambas partes la ven y si todo es correcto, incorporan esos bloques a la cadena y a continuación Walmart envía el dinero al exportador chino.

En España, una startup madrileña está testando el blockchain en los puertos de Algeciras y Singapur, con buenos resultados.

Es en el sistema financiero en donde más se está desarrollando el uso del blockchain. Los bancos utilizan desde hace muchos años, sistemas de transferencias y compensaciones que resultan caros. Casi todos los bancos en España y en los países occidentales se han incorporado a algunos de los sistemas de blockchain y están experimentando esta tecnología de manera controlada para conocer su funcionamiento.

La impresión que produce esa participación de los bancos es que no saben dónde van a estar en unos pocos años, porque esta tecnología reduce extraordinariamente su papel en la economía financiera y monetaria, pero tienen que estar ahí.

Los bancos centrales, por su parte, también están analizando el papel del bitcoin y otras criptomonedas y, en un ámbito mayor, el de la tecnología blockchain, en la política monetaria. Un banco central controla directa e indirectamente la cantidad de dinero en circulación utilizando distintos instrumentos. Pero no puede controlar los nuevos medios de pago que representan las monedas virtuales, al tratarse de monedas virtuales privadas que se generan en las transacciones entre particulares.

Las tecnologías de la información y las comunicaciones siguen desarrollándose y aplicándose en nuevos campos y desplazando las funciones de muchas actividades tradicionales. Los gobiernos -a través de los bancos centrales-, los bancos y empresas privadas, y los ciudadanos en general estamos influidos directamente en nuestra vida diaria por esta ola imparable de cambio tecnológico y nos resulta cada vez más difícil adaptarnos con rapidez, y también más difícil entender el mundo que nos ha tocado vivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios