Economía

La desaceleración mundial frena las exportaciones andaluzas en el primer semestre

Carga y descarga de mercancías en el puerto de Huelva Carga y descarga de mercancías en el puerto de Huelva

Carga y descarga de mercancías en el puerto de Huelva / Alberto Domínguez

Aunque no se vea aún en la calle, la desaceleración económica global ya afecta a algunos aspectos de la economía andaluza. Así, las exportaciones de bienes registraron, por primera vez desde 2015, un descenso en el primer semestre, leve aún pero descenso al fin y al cabo. Las empresas de la región vendieron entre enero y junio por un valor de 17.225 millones, un 0,6% menos que en el mismo periodo de 2018, según el informe mensual de comercio exterior del Ministerio de Industria y los datos de Extenda.

A esta evolución contribuyó especialmente el balance del mes de junio, que ha sido malo sin paliativos. En el sexto mes del año, Andalucía exportó productos por 2.703 millones de euros, un 7,9% menos que en el mismo mes del ejercicio anterior. Este es el segundo mes consecutivo en el que se registra una evolución negativa (en mayo las ventas bajaron un 5,1%). Además, en lo que va de ejercicio la región ha estado en tasas negativas en cuatro meses y en positiva en dos, enero y abril, con fuertes subidas en ambos casos. Otro dato para reflexionar es que en junio todos los capítulos exportadores van a peor excepto el aeronáutico, que es el único que se salva. Y Madrid supera a Andalucía como segunda en el ránking exportador, con un peso del 11,3% frente al 10,8%.

La buena noticia es que el superávit comercial crece gracias a la bajada de las exportaciones

Sin embargo, en el balance semestral (de enero a junio) Andalucía sigue en el segundo puesto (ver gráfico) y sale bastante mejor parada que si sólo miramos el último mes. En el conjunto del semestre las exportaciones apenas caen (sólo un 0,6%) y las importaciones lo hacen mucho más, un 6,1%, hasta 15.242 millones de euros. Eso nos lleva al mejor dato de la estadística: el superávit comercial de 1.874 millones de euros, el segundo mejor dato de la serie histórica, que comienza en 1995, y un 87% mayor que el del año pasado. Este saldo positivo contrasta con el déficit a nivel nacional, de 14.711,8 millones, un 0,9% más. Eso sí, en España las exportaciones aún se elevan un 1,7%, hasta 147.408 millones, pese al bajón del sector del automóvil (-5,7%), que se ve compensado por los buenos resultados de aeronáutica y material ferroviario.

¿A qué se debe el freno de las exportaciones andaluzas en el primer semestre? Curiosamente, los cuatro principales capítulos exportadores registran alzas. Los combustibles se elevan un 9% (2.433 millones); las legumbres y hortalizas un 11,1% (1.925 millones); las frutas sin conservar un 5%(1.869 millones) y la aeronáutica un 4,37% (1.471 millones de euros). Pero a partir de ahí todos son descensos, y en algunos casos importantes. Las grasas, capítulo dominado por el aceite de oliva, retroceden un 5%, hasta 1.347 millones, por la crisis de precios. Y los capítulos relacionados con las materias primas se desploman. La exportación de minerales, escorias y cenizas cae un 24%, hasta 1.027 millones, la del cobre y sus manufactura un 25% (571 millones) y la fundición de hierro y acero un 22,1%, hasta 536 millones.

El bajón de la venta de materias primas (cobre, hierro, acero...) arrastra al dato general

En buena parte este desplome del capítulo de materias primas se debe a que China, uno de nuestros grandes compradores, ha restado 130 millones en la importación de este tipo de productos, lo que es un 21% menos. Es el sudeste asiático, precisamente, la zona del mundo donde más caen las ventas, un 28,25%.

Otro dato que llama la atención es que Andalucía se está refugiando en la Eurozona, a donde vende más que el año pasado (8.653 millones, un 3,36% más) aunque en el conjunto de la UE disminuye las exportaciones algo más de un 1%. El peso europeo ha pasado en sólo un año del 62% al 69% de las ventas totales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios