Huelga del transporte portugués La falta de combustible en Portugal dispara las ventas en Ayamonte hasta un 70%

  • Las gasolineras de los municipios fronterizos se llenan de vehículos portugueses aunque no se registran incidentes

  • Algunos conductores lusos hacen hasta 400 kilómetros diarios para poder repostar en los sutidores ayamontinos

Las gasolineras de Ayamonte, el municipio con más establecimientos de este tipo en la provincia, han disparado sus ventas en los últimos días, llegando a subir en algunos casos hasta un 70% con respecto a la misma fecha del año pasado, según revelaron ayer empresarios del sector de la ciudad.

El motivo, la huelga que los transportistas de mercancías peligrosas mantienen en Portugal desde ayer, que ha provocado una masiva presencia de conductores lusos en las gasolineras de municipios transfronterizos como Ayamonte, a los que acuden a llenar los depósitos de sus vehículos hace ya varios días por el desabastecimiento que se viene anunciando desde la pasada semana en el país.

A pesar de esta notable afluencia de vecinos lusos, y de que la mayoría de las gasolineras portuguesas se vieron obligadas a colgar ayer carteles en los que podía leerse “Bomba fora de serviço” por la falta total de combustible en sus tanques, el repostaje en los surtidores ayamontinos fue a lo largo de toda la mañana intenso pero fluido, como pudo comprobar in situ esta redacción.

De nada han servido las restricciones al repostaje impuestas por el Gobierno en las gasolineras de Portugal, donde desde hace varios días el suministro está limitado a entre 15 y 25 litros por vehículo, según los casos.

Juan Carlos Concepción, copropietario de la gasolinera BTP, situada en la Avenida de la Constitución ayamontina, fue muy claro al respecto al ser preguntado por la situación: “La venta de combustible sube cada mes de agosto porque Ayamonte duplica su población por las vacaciones estivales, y porque muchos portugueses vienen durante todo el año a repostar a España al costar el combustible en el Algarve una media de entre 12 y 14 céntimos más por litro que en nuestro país. Aún así nuestras ventas han aumentado estos últimos días entre un 60 y un 70% con respecto a años anteriores por estas fechas debido a esta huelga de transportistas en Portugal”.

Al menos tres de cada cinco vehículos en los surtidores ayamontinos proceden de Portugal

Se ha producido, por tanto, un “gran aumento” en las ventas, incide el empresario ayamontino. Y “no solo desde ayer lunes, sino desde hace ya cuatro o cinco días, debido a la psicosis de los conductores portugueses a quedar desabastecidos, por lo que las jornadas previas a la huelga han estado acaparando combustible”.

Concepción reconoce que la situación para Ayamonte “es buena”, pero “tampoco podemos regocijarnos con los males de nuestros vecinos, a los que deseamos que solucionen cuanto antes el problema”. Y es que la situación en Portugal “es bastante grave, y si no se soluciona cuanto antes puede haber un desabastecimiento total y paralizar el país”.

En la misma línea se manifestó ayer la alcaldesa ayamontina, Natalia Santos, quien a preguntas de este periódico lamentó, “por solidaridad con nuestros vecinos”, la situación que se está viviendo en Portugal, aunque no ocultó que la misma “beneficia” a Ayamonte porque, “aunque siempre son muchos los conductores lusos que vienen a repostar a nuestro municipio, porque el combustible aquí es más económico que en el país vecino, también es cierto que estos días se ha incrementado su número, siendo, por tanto, mayor el impacto económico”. “Esperemos que el problema se solucione lo antes posible –incidió– pero mientras tanto nos estamos beneficiando los ayamontinos”.

También aclaró Santos que la coyuntura no está produciendo “ningún tipo de problemática, ni retenciones ni embotellamientos, en las calles que dan acceso a los diferentes surtidores de nuestro municipio, por lo que la situación en este sentido es de normalidad”.

Este lunes, la presencia de portugueses era evidente en todas las gasolineras de Ayamonte, donde, en casi todos los casos, tres de cada cinco vehículos que paraban a repostar tenían matrícula del país vecino, y en algunos casos hasta más, como el de la gasolinera de la empresa Saras, situada en el margen derecho de la autovía A-49, que es la primera que encuentran los conductores cuando acceden a nuestro país desde Portugal.

Gasoil agotado

Buena parte de ellos relataron haber cruzado la frontera porque la falta de combustible en las estaciones de servicio portuguesas es ya prácticamente total, especialmente en el caso del gasoil.

En el caso de Huelva la misma situación de Ayamonte se está repitiendo estos días en municipios como Rosal de la Frontera, en la Sierra, o El Granado, en el Andévalo, por ser los otros dos puntos de la provincia por los que puede cruzarse la frontera entre ambos países a través de carretera.

En una de las gasolineras Saras de Ayamonte Huelva Información habló con varios conductores portugueses, quienes con resignación asumen tener que cruzar a España para repostar. Es el caso de Darius Pobe, trabajador de una empresa de transfers turísticos con sede en la ciudad algarvía de Lagos, quien manguera en mano señaló que “no hay gasóleo en Portugal”. “En ningún sitio. Está todo cerrado. A pesar de las limitaciones a 25 litros, no hay combustible en ninguna parte desde hace ya dos días. Y hoy ya la situación está mucho peor”.

Fátima Barreira procede de Oporto, aunque se encuentra en el Algarve pasando unos días de vacaciones, y también se ha visto obligada a cruzar a España junto con toda su familia para repostar en Ayamonte “porque en Portugal hoy lunes ya no hay nada”.

El caso de Jorge Peñafiel, ecuatoriano y residente en Portugal, es más grave, ya que depende de su furgoneta para trabajar. Asegura que las limitaciones impuestas por el Gobierno luso “no sirven para nada” porque “prácticamente desde el jueves está todo cerrado”. Y es que, cuenta, “mucha gente está acaparando combustible desde entonces ante los anuncios de desabastecimiento que están haciendo los medios de comunicación”. “Esperemos que esto se solucione pronto –concluye esperanzado– porque necesitamos combustible para trabajar y para desplazarnos”.

Carlos Costa viene de Montegordo y asegura que en toda la zona del Algarve “no hay nada de gasóleo, aunque sí algo de gasolina”. En su caso, dada la cercanía con Ayamonte, suele venir a España habitualmente a repostar por la diferencia de precios.

Quien sí lo tiene crudo es Vasco Antón, que como trabajador transportista en una empresa de distribución de pollos con sede en Albufeira se está viendo obligado a hacer unos “400 kilómetros diarios desde el pasado jueves solo para venir a España a repostar”. Y es que, asegura, “no hay absolutamente nada de gasóleo en todo el Algarve, y yo no puedo dejar de distribuir entre mis clientes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios