Recursos Humanos

Las claves para ser contratado como directivo en una empresa andaluza

  • El perfil medio del nuevo directivo es el de un hombre de entre 36 y 45 años con titulación de posgrado, una experiencia laboral de más de 10 años y un nivel alto de inglés

  • El sector bancario es el que más paga con 103.500 euros de salario medio bruto anual mas variables

El equipo directivo de Standby, fundado y presidido por Pedro García. El equipo directivo de Standby, fundado y presidido por Pedro García.

El equipo directivo de Standby, fundado y presidido por Pedro García.

Ser directivo de una empresa implica tener una mayor responsabilidad y, se supone, capacidad de sacrificio por la compañía. También permite obtener un mejor salario y la satisfacción de ver crecer un proyecto. No todo el mundo vale para ser directivo y, además, cada vez es más complicado conseguirlo porque hay mucha competencia y el grado de preparación de los candidatos es más alto. El exceso de títulos académicos no es directamente proporcional al éxito, pero sí es una nota de corte para descartar entre centenares de currículos.

¿Qué directivos se están contratando ahora en Andalucía? La consultora malagueña especializada en recursos humanos Standby acaba de publicar un observatorio, tomando como referencia más de medio millar de procesos de selección realizados el año pasado, en el que se subraya, por ejemplo, que el perfil medio del directivo que están contratando las empresas andaluzas son hombres de entre 36 y 45 años, con titulación de posgrado, una experiencia laboral superior a los diez años, un nivel alto de inglés y que cobran un salario medio anual de 69.000 euros más comisiones.

Esta es la tendencia general, aunque luego está la letra pequeña en función de numerosas variables. El sexo es una de ellas. El 56% de los directivos contratados son hombres, si bien el informe destaca que está aumentando la proporción de mujeres seleccionadas para este tipo de puestos, por lo que el techo de cristal es cada vez menor. El estudio Women in Business 2018 aseguraba que la contratación de mujeres para puestos directivos en España era del 27% y, según los datos de Standby, en Andalucía alcanza el 44%.

En materia de edad, las personas que tienen más opciones de cambiar de empleo están en la franja de los 30 a los 40 años. En este sentido, el 27% de los contratados tenían entre 36 y 40 años, un 23% entre 30 y 35 años, y un 22% entre 41 y 45 años. Los menores de 30 y los mayores de 50 también tienen su público, aunque es cierto que sus probabilidades se reducen de manera considerable, unos por falta de currículo y otros por esa extraña costumbre española de no querer contar con personas de más de 50 años pese a su amplia experiencia laboral y personal.

La mayoría de los directivos contratados, tanto hombres como mujeres, están casados y tienen una formación académica alta. Los máster están a la orden del día y un 38% de los candidatos poseen alguno, si bien el 70% no tienen el de dirección y administración de empresas, el famoso MBA. Ya prácticamente reclaman saber inglés en cualquier oferta laboral, incluso para puestos medios y bajos, por lo que en el caso de los mandos intermedios y directivos la exigencia es aún mayor. El 53% de los seleccionados afirmaba -y se supone que se confirmó con posterioridad- que tenían un nivel alto de inglés (de B2 hacia arriba), mientras que un 22% reconocían que su nivel era medio y un 15% que era bajo.

Los sectores que están más activos en la captación de talento para sus compañías son la construcción, el comercio mayorista, los suministros, la tecnología de la información, la industria agroalimentaria y el inmobiliario. El que mejor paga es el bancario -con un salario medio anual de 103.500 euros-, seguido de la tecnología de la información, la energía y el medio ambiente. La retribución media en el último año ha sido de 69.025 euros con un variable aparte de unos 13.000 euros en función de resultados.

La mayoría de los directivos contratados estaban previamente trabajando en otras empresas, siendo su motivación principal cambiar de aires y enfrentarse a nuevos retos profesionales. No obstante, también es cierto que casi un 30% llegaban del paro pues no hay que olvidar que Andalucía es una de las regiones con mayor tasa de desempleo de Europa. Tener expresamente una mejora económica o buscar un trabajo que permita regresar a la ciudad de nacimiento son otras de las principales motivaciones.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios