Foro Joly ¿Vuelven los felices años 20?

  • Toribio y Ontiveros ven en la recuperación que viene un ‘boom’ que recuerda al de hace un siglo, aunque confían en que se tomen las medidas para que el final de la década sea menos convulso

Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales; José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla; Juan José Toribio, profesor emérito del IESE, y Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper, durante el coloquio

Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales; José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla; Juan José Toribio, profesor emérito del IESE, y Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper, durante el coloquio / Fotos: José Ángel García y Juan Carlos Muñoz

El optimismo sobre el futuro -con riesgos- fue la nota principal del ya tradicional encuentro entre los economistas Juan José Toribio, profesor emérico del IESE, y Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que contó con Javier Targhetta, presidente de Atlantic Copper, como moderador y participante en el coloquio. Con el patrocinio de la firma onubense, protagonizaron el primer Foro Joly presencial desde el comienzo de la pandemia.

Y lo hicieron augurando un boom económico para los próximos años, con todas las letras. Los dos piensan que entramos en una nueva era de fuerte crecimiento. "Claramente el mundo está en una fase de recuperación inequívoca casi sin exclusión; mi aspiración es que el mundo no se limite a recuperar lo perdido sino que se modifiquen los fundamentos sobre los que se crece y se eleve el potencial de las economías", afirmó Emilio Ontiveros al inicio de su intervención. A nivel mundial, añadió, ya "se está creciendo de una manera muy intensa".

Juan José Toribio, por su lado, afirmó, respecto a España, que es el país que "más ha sufrido" por la propia estructura de su economía (enfocada a los servicios y con empresas muy pequeñas). Ahora, en este momento, está "en una situación bastante buena" y es probable que haya un "efecto muelle" gracias a una "demanda artificialmente contenida" que se refleja en la tasa de ahorro, el doble que antes de empezar la crisis y además en líquido. "Esto viene a decir que el potencial de crecimiento va a ese muy importante. Vamos a tener un 'boom' económico si de verdad terminamos con el Covid-19. Me empezaría a preparar para eso".

Incluso apuntaron la idea de unos "felices años 20" con menos riesgos de desembocar en un crack que en el siglo pasado. "Tenemos un 'boom' por delante acompañado de desequilibrios importantes (básicamente, el desfase de las cuentas públicas y el riesgo de inflación) que podrían estallar a largo plazo. Es un horizonte parecido, pero no por la misma razón. Es mejor que empecemos a prever", afirmó Toribio.

Javier Targhetta, durante la presentación del acto Javier Targhetta, durante la presentación del acto

Javier Targhetta, durante la presentación del acto / Fotos: José Ángel García y Juan Carlos Muñoz

Ontiveros, por su lado, insistió en la necesidad de "garantizar un ritmo de crecimiento aceptable e inclusivo" y paliar "los efectos corrosivos del pasado", como la elusión fiscal y la concentración empresarial. "Si somos capaces de esto tendremos una nueva suerte de capitalismo y un buen final de década", añadió Ontiveros. Por su lado, el presidente de Atlantic Copper, que intervino en el coloquio posterior al almuerzo, aseguró que ahora los riesgos son menores, ya que entonces se estaban gestando el nazismo y la Unión Soviética. "Serán unos felices años 20 más sensatos. Hace un siglo también fueron locos y eso yo no lo veo ahora", precisó.

Europa ha sido la salvación de España

Más allá del optimismo de cara a los próximos años, los dos economistas coincidieron en que la salvación de España ha venido de la UE. Emilio Ontiveros aseguró que en esta ocasión Europa ha reaccionado "como se esperaba" y ha hecho "lo contrario que en la anterior crisis". "Ha levantado la disciplina presupuestaria y por primera vez en la historia se ha decidido a endeudarse con cargo al presupuesto comunitario". Y, además, los 750.000 millones de euros van a tener un "efecto movilizador de cambio y tecnología, hacia la transición climática y la intensidad digital". "Tengo la esperanza de que no solo recuperemos el PIB perdido en 1,5 o 2 años sino que sea con mimbres que fundamenten un mejor crecimiento económico y una menor corrosión del sistema".

Juan José Toribio, más específico respecto a nuestro país, aseguró que España ha podido superar la crisis gracias a una inyección de fondos públicos que ha generado más déficit y que a su vez ha elevado la deuda pública de forma espectacular. Esa deuda ha sido comprada por el BCE, última instancia salvadora. "Gracias BCE", dijo gráficamente el economista.

Macarena Gutiérrez, directora general financiera de Atlantic Copper; José Joly, presidente del Grupo Joly; Emilio Ontiveros, Juan José Toribio y Javier Targhetta. Macarena Gutiérrez, directora general financiera de Atlantic Copper; José Joly, presidente del Grupo Joly; Emilio Ontiveros, Juan José Toribio y Javier Targhetta.

Macarena Gutiérrez, directora general financiera de Atlantic Copper; José Joly, presidente del Grupo Joly; Emilio Ontiveros, Juan José Toribio y Javier Targhetta. / Fotos: José Ángel García y Juan Carlos Muñoz

El profesor del IESE fue escéptico respecto al papel que pueden tener los fondos europeos Next Generation en el crecimiento. "En sí mismo no pueden parecerme mal pero se han hecho tarde. Europa ha tardado en aprobarlo y pueden llegar en un momento en que quizás no los necesitamos. A 72.000 millones regalados diremos que sí pero los 68.000 prestados no los necesitamos. Se pueden estar tomando medidas anticíclicas y apuntalando la inflación (uno de los riesgos), aunque eso está por ver". Tampoco le parece bien que sea el Gobierno el encargado de asignar los fondos ("asignador de capitales", dice él). "Confío muy poco en que en manos del Gobierno eso sirva para cambiar las estructuras económicas".

Para Ontiveros, sin embargo, la cuestión no es si los fondos llegan tarde o no, sino si se emplean bien o no. "Los estímulos son un 20% del esfuerzo de EEUU, pero van a cambio climático y digitalización y deben tener un efecto multiplicador", dijo.

Toribio aseguró, por otro lado, que "sin Europa el problema (de la crisis por la pandemia) hubiera sido irresoluble" y que "si aquí hay alguien en contra de la unión monetaria hay que llevarlo al psicólogo". Se mostró seguro de que las próximas reformas vienen por la presión de Bruselas. "Nos piden que afrontemos el problema de las pensiones y que reformemos el mercado de trabajo, pero no en el sentido que quiere el Ministerio de Trabajo, sino para ir más allá en la liberalización".

Emilio Ontiveros pidió consenso político en una cuestión tan básica como la de los fondos europeos. "España es el país más crispado de Europa. Polonia, Francia, Italia... se han puesto de acuerdo en dejar fuera de los conflictos la cuenta de resultados de la empresa. Aquí no. ¿No sería bueno para los intereses de los españoles un acuerdo para los próximos cinco o seis años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios