Economía

La UE investiga a Meliá por fijar precios en función del país del cliente

La Comisión Europea (CE) anunció ayer la apertura de una investigación a la cadena hotelera Meliá y a varios operadores turísticos europeos (Kuoni, REWE, Thomas Cook y TUI) por supuestos acuerdos sobre servicios de alojamiento que discriminan al consumidor en función de su localización geográfica. El Ejecutivo comunitario indicó la existencia de unas cláusulas en estos acuerdos que impedirían a determinados clientes ver la disponibilidad real del hotel o reservar habitaciones a los mejores precios, algo que vulnera las normas de competencia de la Unión Europea.

La CE señaló que "ni los hoteles ni los operadores pueden discriminar a los clientes en función de su ubicación", si bien acoge "favorablemente" la iniciativa de los hoteles para desarrollar mecanismos de fijación de precios que maximicen la ocupación de las habitaciones. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, recordó que el comercio electrónico debe ofrecer a los consumidores una oferta "más variada" y la oportunidad de efectuar compras transfronterizas sin distorsionar la competencia ni "compartimentar el mercado único".

La investigación de la Comisión Europea sobre el sector hotelero parte de denuncias recibidas por parte de los clientes, indicó el Ejecutivo comunitario, aunque no precisaron el número de quejas recibidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios