Automoción

Todomoto se une a un fondo de inversión para conquistar la Andalucía Occidental

  • La empresa familiar, nacida en Sevilla en 1975, espera alcanzar los 28 millones de facturación.

  • Abrirá dos nuevos concesionarios en breve.

Álvaro Morillo, de Black Oak Inversiones, e Ignacio Pascual de Castro, consejero delegado de Todomoto. Álvaro Morillo, de Black Oak Inversiones, e Ignacio Pascual de Castro, consejero delegado de Todomoto.

Álvaro Morillo, de Black Oak Inversiones, e Ignacio Pascual de Castro, consejero delegado de Todomoto. / M. G.

El Grupo Todomoto, todo un emblema de los amantes de las dos ruedas en Sevilla y Córdoba desde hace casi 45 años, quiere expandirse por toda la Andalucía Occidental en el próximo lustro. Para ello, se ha aliado con el fondo de inversión Black Oak Inversiones. A corto plazo, el nuevo Grupo Todomoto Automoción (GTA) tiene previsto abrir un nuevo concesionario de una marca premium y otra tienda dedicada a motocicletas de segunda mano en Sevilla, que estará ya en funcionamiento a finales del presente mes.

A medio plazo, el objetivo es abrir concesionarios en Cádiz y Huelva y reforzar su presencia en Córdoba. Sin olvidar a la capital andaluza, donde nació la empresa y donde actualmente mantiene cuatro concesionarios, con alrededor de 4.000 metros cuadrados dedicados a la actividad comercial.

A largo plazo, la meta es alcanzar los 28 millones de euros de facturación y multiplicar su número de empleados. A día de hoy, la empresa da trabajo a 32 personas, a las que se sumarán otras ocho con los dos nuevos proyectos que abrirán sus puertas en breve.

Toda la operación tiene como trasfondo las lecciones aprendidas durante la gran crisis. "En 2008, llegamos a facturar esos 28 millones de euros y empleábamos a 89 personas. Luego, en 2013, tocamos nuestro suelo con sólo siete millones de facturación. A partir de ahí, hemos ido remontando a la vez que remontaba la economía y, ahora, estamos en 12 millones de facturación", recuerda Ignacio Pascual de Castro, consejero delegado de GTA e hijo del fundador de la empresa andaluza.

En su nuevo plan de negocio, elaborado con la participación de Black Oak Inversiones, hay varias claves para sortear una nueva recesión. Una de ellas diversificar: "Queremos estar presentes en todos los segmentos de marcas premiums. Que un chaval de 15 años se compre con nosotros su primera moto de 50 cc y muchos años más tarde, una vez jubilado, se compre su última moto de 1.800 cc", explica el consejero delegado.

El papel del fondo de inversión no sólo será el de dotar de recursos económicos el relanzamiento de la marca Todomoto en Andalucía. También se ha integrado en la gestión de la empresa. "Venimos de grandes compañías y nuestra idea no es invertir y marcharnos en poco tiempo. Queremos dar apoyo financiero a buenas empresas andaluzas y ayudarles a tener una gestión más moderna y profesionalizada", apunta Álvaro Morillo, responsable de Black Oak Inversiones.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios