Economía

El Tesoro coloca 4.050 millones y baja los tipos en la primera subasta tras las catalanas

  • Los bonos a tres años se quedan en el 0,035% y a cinco vuelven a bajar del 1% hasta el 0,875%. Las obligaciones a diez años se moderan del 1,982% al 1,837% con respecto a la última emisión.

El Tesoro Público ha colocado 4.048,72 millones en bonos y obligaciones y ha ofrecido a los inversores tipos más bajos en la que ha sido la primera subasta tras las elecciones catalanas, en las que las candidaturas que apuestan por la independencia de Cataluña, Junts pel sí y CUP, obtuvieron la mayoría absoluta de escaños, pero quedaron más de dos puntos por debajo del 50% de los votos. De esta forma, el organismo se ha quedado en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 3.500 y 4.500 millones. La demanda, por su parte, ha sido bastante más alta que en las anteriores ocasiones y ha rozado los 11.140 millones, casi el triple de lo colocado. En concreto, el organismo ha vendido 950,57 millones en un bono del Estado a tres años, con cupón del 0,25%, y fecha de vencimiento el 30 de abril de 2018. La demanda de este bono ha rozado los 4.000 millones, 4,2 veces lo colocado, más que en la subasta de septiembre (1,9 veces). 

La rentabilidad del bono a 3 años se ha moderado considerablemente respecto al mes pasado, ya que el tipo medio ha pasado del 0,402% al 0,335%, mientras que el marginal se ha situado en el 0,344%, por debajo del 0,412% anterior. 

Por otro lado, el Tesoro ha colocado 1.135,55 millones en bonos a cinco años, que vence el 30 de julio de 2020 y con cupón del 1,15%. En este caso, la demanda ha superado los 3.500 millones, 3,1 veces lo emitido (2,4 veces en la anterior ocasión). Los intereses del papel a 5 años también se han moderado y se han quedado por debajo del 1%. En concreto, el tipo medio ha pasado del 1,016% al 0,875%, mientras que el marginal ha pasado del 1,028% al 0,882%.

 Finalmente, el organismo público ha colocado 1.962,60 millones en una obligación con cupón del 4,65% y vencimiento a diez años, el 30 de julio de 2025. En este caso, la demanda ha superado los 3.600 millones, 1,8 veces lo vendido, más que la última vez (1,7 veces). La rentabilidad este papel también se ha moderado respecto a la última vez que se emitió (agosto), con un tipo medio ha pasado del 1,982% al 1,837% y un marginal del 1,993% al 1,837%. Con esta emisión el Tesoro ha inaugurado las emisiones del mes de octubre, un mes en el que celebrará, como es habitual, tres subastas más: dos de letras los días 13 y 20 y una de bonos y obligaciones el 15 de octubre.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios