Desayunos de redacción: La salud y la economía familiar

Tener un seguro de salud privado influye en el estado de la salud

  • Las personas aseguradas presentan un estilo de vida más saludable que las que no disponen de una póliza privada, realizan más actividad física y consumen menos tabaco

De izquierda a derecha, Daniel Cabo, Francisco Rey, Manuel Vilches, Lara Dalla Rovere, Javier Alonso, Alberto Grimaldi y Enrique Urdiales. De izquierda a derecha, Daniel Cabo, Francisco Rey, Manuel Vilches, Lara Dalla Rovere, Javier Alonso, Alberto Grimaldi y Enrique Urdiales.

De izquierda a derecha, Daniel Cabo, Francisco Rey, Manuel Vilches, Lara Dalla Rovere, Javier Alonso, Alberto Grimaldi y Enrique Urdiales.

El estado de la salud de los españoles es excelente. De hecho, nuestro país será en 2040 líder mundial en esperanza de vida por encima de Japón (único país que nos supera en la actualidad).

En este contexto, el Grupo Joly, junto a BBVA, organizaron un Desayuno de Redacción en la sede del diario Málaga Hoy donde varios expertos de distintos ámbitos en materia de salud –bajo la moderación de Alberto Grimaldi, jefe de Economía de Grupo Joly– debatieron sobre La salud y la economía familiar. Y es que, uno de los factores por los que España se encuentra en este segundo puesto en esperanza de vida es la creciente importancia que las familias dan a la salud. Así lo aseguran los datos que se desprenden del informe de BBVA Research que ha estudiado el estado de salud de la población y su relación con los seguros de salud, desde el que analizan hábitos de vida, percepción del estado de salud y prevalencia de enfermedades entre la población, comparando entre los que tienen diferentes niveles de educación, comunidades autónomas y entre los que son asegurados y los que no lo están.

Francisco Rey expone las buenas cifras del sector seguros. Francisco Rey expone las buenas cifras del sector seguros.

Francisco Rey expone las buenas cifras del sector seguros.

Bajo estas cuestiones, el economista principal de BBVA, Javier Alonso, reveló que “las personas que tienen contratado un seguro de salud están más sanas que las que no lo tienen”. Y esto se debe, principalmente, a que “están más preocupados por su salud y llevan una vida más saludable”. Como apuntaba Alonso, “en Andalucía, el 79% de las personas que disponen de póliza afirman tener una buena salud, frente al 68% de aquellas que no tienen contratada dicha póliza”. El experto explicó que, aunque “medir el estado de salud de una persona es complicado”. BBVA Research ha confeccionado un indicador sintéticos del estado de salud en el que se recogen una batería de indicadores relacionados la percepción individual de la salud y la prevalencia de enfermedades físicas y mentales. La conclusión es que aquellos de disponen de una póliza de seguro de salud tienen una media de tres puntos porcentuales de mejor salud que aquellos que no disponen de ella. Ello podría estar relacionado con que aquellas personas que contratan este tipo de seguro valoran especialmente su salud y como consecuencia de ello tienen un estilo de vida más saludable. Por ejemplo, los el 40,5% de los andaluces asegurados afirman llevar a cabo una actividad física activa frente al 29% de los no asegurados, o también que en Andalucía el 74% de las personas aseguradas afirman ser no fumadores frente al 67,5% de los no asegurados. Los hábitos de vida se traducen en distintos grados de obesidad, y en ese caso las personas obesas (IMC>30) representan en los andaluces con una póliza de salud el 15% frente al 22% de obesos entre la población no asegurada.

La buena valoración de la sanidad privada es algo en lo que coincidieron los participantes

A este respecto, su compañero Francisco Rey, director Comercial de BBVA Seguros España, quiso exponer la relevancia del sector seguros para la población, “un sector que aporta al PIB un 5,3% y que no ha dejado de crecer ni siquiera durante los años de crisis económica”. Rey aseguró además que, según las cifras que manejan, “el 72% de las familias españolas tienen un seguro de vivienda y, al menos el 26% tienen una póliza privada de salud”. Para hacernos una idea, el seguro de salud es el segundo en importancia para la población, destinándole el 18% del dinero que las familias dedican a la salud.

En esta misma línea, Manuel Vílches, director de RRII del Instituto para el desarrollo e integración de la Sanidad, reveló que “en los últimos cinco años el número de asegurados ha crecido en 300.000, lo que supone que 10.700.000 españoles tienen una póliza sanitaria”. Y quiso destacar el esfuerzo que realizan muchos españoles destinando una parte de su sueldo dentro de la economía familiar. Pero también puso en valor a las empresas que apuestan por ofrecer este servicio a sus trabajadores. Para Vílches, “una empresa que ofrece un seguro de salud a sus trabajadores consigue fidelizarlos más que una que nos los tiene”.

Digitalización de la sanidad

Para la mayoría de los integrantes del debate, el alto nivel tecnológico del que dispone la sanidad privada, así como la calidad de la asistencia sanitaria y la inmediatez en el acceso al profesional, son los puntos fuertes de la sanidad privada en España. A este respecto, Francisco Rey reveló que “el 10% de nuestros asegurados ya disponen del servicio de videoconferencia con el facultativo”. Un servicio que ya ofrece Daniel Cabo, endocrino del Hospital Quirónsalud Málaga, que apuesta firmemente por el uso de la tecnología en consulta, ya que de esta forma “el paciente no tiene que esperar una semana para poder hacer una consulta”. También quiso explicar los beneficios que las nuevas tecnologías aportan a los facultativos como el hecho de que “un enfermo de Galicia pueda realizar una consulta a un médico de Málaga sin tener que trasladarse”. A pesar del coste que les supone a los médicos la presencia en plataformas digitales, Cabo lo ve como una herramienta positiva y necesaria pero también como una arma de doble filo. Así, el endocrino explicó que “somos los médicos que más presentes estamos en redes sociales, por varias razones”. En primer lugar “porque es la mejor manera de que te conozcan los pacientes y tengan referencias de otros enfermos que hayan acudido a tu consulta, pero, por otra parte, porque el 80% de información que circula en internet es falsa, y tenemos que luchar contra ello”, sentenció.

Un momento del desayuno sobre Salud y la economía familiar. Un momento del desayuno sobre Salud y la economía familiar.

Un momento del desayuno sobre Salud y la economía familiar.

En cuanto a que el futuro esté en la digitalización del sector, Francisco Rey puntualizó que “para personas con poca disponibilidad de tiempo, así como en zonas aisladas, este tipo de tecnologías como las consultas por videoconferencia pueden ser una solución”. “Pero no se puede aplicar a todas las especialidades médicas”, apuntó otro de los integrantes de la mesa, Enrique Urdiales, presidente de Salud Málaga y gerente de Policlínica Alen. “De hecho, nosotros en nuestra clínica la hemos descartado”. Más positivo se mostró Manuel Vílches, que, en su opinión, “el rápido acceso al profesional y la asistencia a las urgencias que permiten las nuevas tecnologías es lo que demandan los pacientes”.

‘Más vale prevenir que curar’, reza el dicho popular. Las altas cifras de obesidad que refleja el estudio de BBVA Research sirvieron como punto de partida para poner de manifiesto la importancia de la cultura preventiva en materia de salud y, en concreto, en materia de alimentación. En alusión a su especialidad, Lara Dalla Rovere, nutricionista del Hospital QuirónSalud de Málaga, mostró su preocupación por el poco o inexistente valor que se le da a una figura sanitaria como la suya. La italiana comentó a los asistentes que “me resulta raro que en la sanidad pública no exista la figura profesional del nutricionista cuando está reconocido como figura sanitaria”, explicó.

Las personas aseguradas tienen menos porcentaje de padecer enfermedades

En sintonía con esta afirmación, su compañero en el Hospital Quirónsalud Málaga, Daniel Cabo, manifestó que “la política de prevención en la sanidad no está valorada aún, y menos en la pública”. Cabo, que apoyó a su compañera explicando que tras acabar la carrera ningún médico está formado en nutrición y que, “desde mi punto de vista, debería ser una asignatura más del colegio para que los niños, desde pequeños, aprendan a llevar una vida saludable. No solo la alimentación sino también la importancia del deporte o el descanso. De esta forma no veríamos cifras tan altas como las que hoy nos han traído los expertos de BBVA”.

Acerca de los datos aportados por los expertos de BBVA también se pronunció la nutricionista del Hospital QuirónSalud de Málaga, que se mostró muy preocupada por un sistema en el que “un kilo de bollería industrial es más barato que un kilo de plátanos, parece que comer saludable es más caro que tomar comida rápida”, concluyó.

Y es que además de la preocupación que tienen los ciudadanos por su salud actual, los asistentes a la mesa coincidieron en que también debería cundir la preocupación por lo que viene y cómo evitarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios