EPa del 3er trimestre

Sevilla crea 2.300 empleos en verano pero el paro sube por el alza de la población activa

  • La provincia no registra un mal tercer trimestre, pero sí es bastante peor que el excepcionalmente bueno de 2017. En tasa anual genera menos de la mitad de ocupados que en el ejercicio pasado y reduce el desempleo a un ritmo cuatro veces inferior

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo Oficina del Servicio Andaluz de Empleo

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo / Archivo

Es cierto que hay desaceleración con respecto al año pasado -que, no lo olvidemos, fue de récord- pero también lo es que no ha sido ni mucho menos un mal verano en lo laboral para Sevilla, pese al aumento del paro. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) la provincia registró 1.700 desempleados más en el tercer trimestre de 2018 (entre julio y septiembre), hasta dejar la cifra en 207.500. Es un dato bastante peor que el del año pasado, cuando abandonaron esta situación 12.400 personas, aunque esta fue una situación muy excepcional ya que desde 2002 el INE sólo registra una sola disminución del paro en un tercer trimestre, en 2013, y mucho menor.

El paro sube en 1.700 personas y la tasa de desempleo se sitúa en el 22,25% de la población activa

La evolución en cuanto a parados de este año es mucho más normal e incluso inferior a otros años, con la excepción del pasado. Además, la provincia crea empleo, algo que no suele ser muy habitual en verano. Así, entre julio y septiembre suma 2.300 ocupados más, con lo que la cifra total se sitúa en los 725.200. En este apartado de nuevo el año pasado fue mucho mejor, con 7.400 puestos de trabajo más, pero esta es la segunda vez que se crea empleo en un tercer trimestre desde 2007. Sólo en 2002, 2004, 2007, 2017 y 2018 Sevilla ha elevado el empleo en verano. Por primera vez, además, sucede durante dos años consecutivos, lo que puede indicar que la provincia ha superado la tradicional sequía veraniega entre otras cosas por la pujanza del turismo en épocas del año no habituales en el pasado.

¿Por qué sube el paro si se crea empleo? La razón es el aumento de la población activa, que son aquellas personas que declaran en la encuesta del INE que están trabajando o están buscando un empleo. Se elevan en 4.100 personas, hasta 932.800. Para que se entienda mejor: muchos que eran estudiantes o amas de casa, y no buscaban un trabajo, han decidido hacerlo en verano, con lo cual pasan a engrosar la lista de parados sin haber abandonado ningún trabajo. La demanda aumenta y la oferta de trabajo también, pero no tiene la capacidad suficiente como para reducir el desempleo.

A fecha de septiembre, Sevilla tiene 725.200 ocupados y 207.500 parados en términos EPA

Eso hace que la tasa de paro, el número de parados puesto en relación con la población activa, aumente una décima y pase del 22,16% al 22,25%. En un año, apenas se ha reducido en 1,5 puntos. En 2017 lo hizo en 4,5 y en 2016 en algo más de tres.

Esa visión a más largo plazo, más allá de los resultados del tercer trimestre, es la que nos hace ver que hay una desaceleración evidente. Se sigue creando empleo en tasa anual, pero parece que el pico se alcanzó en 2017 y ahora estamos en curva descendente. Así, Sevilla genera 20.400 empleos en un año, menos de la mitad que entre el tercer trimestre de 2016 y el tercero de 2017 (46.700) y reduce el paro en tasa anual entre julio y septiembre de 2018 en 9.500, la cuarta parte de los 39.200 del mismo periodo de 2017.

Por sexos, el tercer trimestre beneficia claramente a los hombres en ocupación y paro, pese a que, como veremos, el sector servicios es el que mejor se comporta. Entre los hombres hay 2.900 ocupados más y 1.800 desempleados menos y entre las mujeres 500 empleadas menos y 2.200 paradas más.

Por sectores, el parón agrícola se deja notar, con 10.000 empleos destruidos y 7.400 parados más en el sector primario, mientras que la industria gana 3.000 ocupados pero es la única que en un año pierde empleo, 4.800 en total. La construcción también sufre la sequía veraniega con 1.100 personas trabajando menos y son los servicios los que más tiran del mercado, con 11.500 empleos más, aunque el aumento de la población activa en este grupo de actividades es de 14.700, lo que hace que el paro aumente en 3.200.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios