Economía

Ryanair no dejará volar con reservas ajenas desde el día 26

  • Los afectados recibirán el importe, pero tendrán que repetir los trámites en la web oficial · Atrápalo, Edreams y Rumbo estudian acciones legales por los perjuicios

Comentarios 1

La aerolínea de bajo costa Ryanair anunció ayer que cancelará todas las reservas tramitadas en webs ajenas a la suya para vuelos que despeguen a partir del 26 de agosto. De este modo, la low cost cumple su amenaza de inhabilitar aquellos billetes que hayan sido obtenido a través de páginas de agencias de viajes, algo que afectará a un millón de pasajeros, y que, según la compañía, se hace para "asegurar que los clientes no paguen más por el mismo billete", algo que considera ilegal.

Sinead Finn, directora de ventas de Ryanair, apuntó, tras este anuncio, que los clientes que se vean afectados tienen hasta esta fecha para par acudir a la web oficial de la aerolínea irlandesa y comprar otro billete. Además, defendió que "no tendrán que pagar dos veces", puesto que Ryanair está devolviendo el dinero de los vuelos cancelados a las webs que han ejercido como intermediarias. Estos portales deberán informar al usuario de la cancelación del vuelo y abonarle el importe, ya que Ryanair no puede hacerlo directamente puesto que no conoce la identidad de los usuarios. Finn expuso, además, que estas agencias actúan de forma ilegal, y "aplican recargos innecesarios en los precios de los billetes que en ocasiones llegan hasta el 200% de incremento".

Entre los "cientos" de portales que han sido denunciados por prácticas ilícitas por Ryanair, destacan tres españoles, Edreams, Atrápalo y Rumbo. Estos dos últimos ya anunciaron medidas judiciales contra la cancelación de billetes, puesto que afirman que la actividad que realizan es "lícita" y que con la denuncia la aerolínea pretende acabar con la posibilidad de comparar precios en este tipo de páginas. La página web de Edreams está dispuesta a llegar más lejos, y ayer anunció que en el caso de que la aerolínea irlandesa vulnere los derechos de sus clientes, tomará las "medidas legales oportunas" para defenderlos. Además, desde la agencia on line han subrayado que no prevén ninguna cancelación, teniendo en cuenta que el cliente contrata el vuelo directamente con Ryanair y que la agencia "sólo facilita esta operación". "Es la aerolínea la que cobra directamente al cliente y la que formaliza la compra". Por todo ello, la agencia asegura que la situación es de "completa normalidad" ya que, por el momento, no se tiene constancia de cancelaciones, aunque mantienen en marcha un proceso de respuesta a posibles afectados.

Por otra parte, Manuel Roca, director general de Atrápalo, la tercera de las agencias on line españolas afectadas, aseguró que la actividad de su portal de viajes es "absolutamente transparente y lícita" y anunció que la compañía estudia demandar a la aerolínea irlandesa por los daños y perjuicios que pueda llegar a causar la "campaña" que ha emprendido. Al mismo tiempo, Roca consideró que lo que Ryanair pretende es "crear un clima de desconfianza" hacia los portales on line para tratar de canalizar la venta de sus billetes a través de su propia página web, para, coincidiendo con Edreams y Rumbo, evitar la comparación de precios por parte de los clientes.

El máximo responsable de Atrápalo indicó, además, que la demanda interpuesta por Ryanair evidencia la "mala fe y malas prácticas competitivas", así como "su miopía empresarial", ya que, en lugar de buscar elementos para atraer clientes a su página web, "prefieren el conflicto y el escándalo sin importarles las consecuencias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios