Resultados del Grupo Persán en 2019 Persán eleva un 19% su cifra de negocio en 2019 y dispara su Ebitda un 55%

Imagen de una planta de Persán.

Imagen de una planta de Persán. / M. G.

El grupo Persán protagonizó un fuerte crecimiento en el ejercicio de 2019, tanto por el avance orgánico de su negocio como por el incremento inorgánico tras la adquisición de la empresa polaca E&S Industry.

El negocio de Persán, la empresa familiar que preside José Moya Sanabria, creció un 19%, con una facturación agregada de 347 millones, frente a los 292 millones del ejercicio previo.

Pero si el incremento del volumen es muy relevante, las cifras de 2019 señalan que la buena marcha de la compañía se concreta en un crecimiento del 55.9% del Ebitda (beneficios de explotación antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones), que se elevó a 30,2 millones desde los 19,5 millones logrados en 2018.

El ejercicio de 2019 supone un espaldarazo al nuevo plan de negocio internacional de la compañía, porque el aumento del negocio se ha producido tanto en el mercado de Europa Occidental como en Europa del Este, en este caso gracias a la citada adquisición de la empresa polaca, con la que Persán ya tenía una alianza previa de largo recorrido.

Un dato que cimenta ese espaldarazo es que las exportaciones suponen ya más del 50% del negocio del grupo Persán.

El fuerte crecimiento de Persán también ha tenido una traslación en términos de empleo, que se incrementó un 10% en el conjunto del grupo. La plantilla total asciende a 1.350 trabajadores a cierre de 2019. La empresa destacó este martes que esa positiva evolución del empleo tiene una importante repercusión local, puesto que los contratados indefinidos en la planta de Sevilla aumentaron en un 20%.

El crecimiento del ejercicio ha ido también acompañado de mayor inversión. Las inversiones de 2019 alcanzaron los 18 millones de euros. El mayor esfuerzo inversor se ha hecho, según destaca Persán, en tecnologías para fabricar cápsulas monodosis y productos de cuidado personal.

Los detergentes en cápsulas para ropa y vajilla son producidos en Sevilla y las categorías de cuidado personal, actualmente se fabrican en la planta de Polonia.

Respecto a los incrementos de venta, la evolución de Persán es positiva en todos los canales de distribución, aunque destaca el auge de venta on line gracias a su alianza con el gigante de la venta por internet Amazon, para la que fabrica su detergente.

Antonio Somé, CEO de Persán, resaltó a este periódico que esas perspectivas de crecimiento se mantienen para este ejercicio de 2020 e incluso para el próximo bienio. “Para 2021, claramente sí”, declaró el directivo.

En concreto, esas previsiones de crecimiento sostenido del negocio siguen el Plan de Expansión Internacional 2019-2023. “Esa progresión se sustentará en el fortalecimiento de los partenariados actuales, la materialización de nuevas alianzas, la extensión de las operaciones a otras categorías de productos y un nuevo salto en la expansión geográfica”, afirma la compañía, sin detallar si también será con un crecimiento inorgánico.

Respecto a cómo puede afectar al grupo la crisis económica que ha provocado la pandemia de Covid-19, Somé señaló que “toda el tejido productivo sufre cuando llega una crisis, pero pensamos que no estamos en uno de los sectores que puedan ser más perjudicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios