Economía

Pablo Casado llama a Cs a reconsiderar el desbloqueo a la senda de déficit para “no facilitar un mal presupuesto”

  • El presidente del PP presenta a la empresa familiar los ejes de la política económica liberal que propone

Pablo Casado interviene el XXI Congreso de la Empresa Familiar, en Valencia. Pablo Casado interviene el XXI Congreso de la Empresa Familiar, en Valencia.

Pablo Casado interviene el XXI Congreso de la Empresa Familiar, en Valencia. / Kai Forsterling / EFE

Ante un auditorio compuesto por unos 700 empresarios, el presidente del PP, Pablo Casado, hizo un llamamiento a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, para que reconsidere su decisión de dejar de bloquear la tramitación de la nueva senda de déficit que plantea el Gobierno de Pedro Sánchez.

“Hago una apelación a Cs, para que reconsidere su decisión de desbloquear la senda de déficit, que no ha sido aprobada por el Congreso,para no facilitar un mal presupuesto, que es la semilla de una nueva recesión para España”, dijo Casado al comenzar el coloquio en el que participó tras intervenir en el XXI Congreso de la Empresa Familiar.

El líder del PP reclamó a Cs “un ejercicio de responsabilidad” y no se separe de la línea de unidad en el bloqueo a la senda de déficit en la Mesa del Congreso, porque ese “mal presupuesto tiene garantizado los votos de partidos de extrema izquierda, de los independentistas y del PSOE”.

No escatimó Casado las críticas al proyecto de presupuestos que se anuncia desde el Gobierno, así calificó de innecesario el incremento de ingresos porque "no hacía falta", aventuró que "pone en riesgo la recuperación" económica, y alertó de que "no va a valer para nada".

Pero no fue el único aviso por parte de Pablo Casado, quien consideró que el incumplimiento de la senda de déficit y el coste de la credibilidad a la hora de pagar la deuda, por la evolución negativa de la prima de riesgo, "puede que se lleve completamente esa previsión de ingresos y ese gasto", que iba a destinarse, a su juicio, "a partidas que ya estaban bastante ampliadas". Insistió en que España viene de una situación económica en la que "no hacía falta una expansión del gasto", pues cuenta con unos 20.000 millones más de recaudación tributaria, ni tampoco cree necesario "recaudar más" y por eso dijo que aboga por bajar impuestos o amortizar deuda y cumplir con la bajada de déficit.

Frente a esos planes de subir la presión fiscal, el presidente del PP enfatizó que todos los países intentan bajar impuestos y "nuestros competidores intentan hacer los deberes para que no les pille de nueva una recesión o una crisis económica brutal", en España se haga "justo lo contrario", recalcó.

No parece tener mucha esperanza de que Albert Rivera rectifique y, antes al contrario, Casado evidenció que espera consume este giro, planteado por el partido naranja, para distanciarse del PP. El presidente de los populares, de hecho, dijo hoy en Valencia que desbloquear una senda de déficit no apoyada por el Gobierno y que trata de eludir la capacidad de veto que ahora tiene el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, supone “que Cs vuelva a su espacio original, el centro-izquierda

Casado había desgranado previamente su programa económico liberal, basado en avanzar en líneas ya exploradas durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Entre las medidas más significativas que expuso, destacaron promesas de menores impuestos. Así, planteó rebajar cinco puntos del impuesto de sociedades hasta dejarolo en el 20%, dejar el IRPF por debajo del listón psicológico del 40%, suprimir por ley tanto el impuesto de Patrimonio -destacó que España será el único país en el contexto de la UE que grave el ahorro- como el de Sucesiones - que recordó que ya está bonificado en las comunidades autónomas donde gobierna el PP-. También rechazó el destope de las cotizaciones sociales, una de las medidas previstas por el Gobierno que menos gusta a los grandes empresarios reunidos en el Congreso de la Empresa Familiar.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios