Economía

Merkel acoge una cumbre para fijar el uso de los fondos europeos para el empleo joven

  • La canciller expondrá hoy que esa estrategia debe completarse con recursos nacionales

La canciller alemana, Angela Merkel, acoge hoy en Berlín una cumbre de líderes europeos para determinar cómo emplear eficientemente los fondos de la Unión Europea contra el desempleo y compartir experiencias nacionales exitosas en este ámbito.

Merkel defenderá ante el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Francia, François Hollande, entre otros, que pese al esfuerzo conjunto, la responsabilidad en la lucha contra el desempleo debe recaer en los ejecutivos nacionales, que tienen que asignar fondos y reformar sus mercados de trabajo y sistemas educativos -acercando la formación a las necesidades de las empresas-.

La cita -a la que asistirán jefes de Estado y de Gobierno, líderes europeos y los ministros de Trabajo de los 28 socios de la UE- es el "siguiente escalón" tras la cumbre europea de la semana pasada y llega en el "momento adecuado" para dar "impulso político" a la solución de este "gran problema".

Alemania tiene como objetivo principal para la cumbre lograr que los países miembros, especialmente los del sur de la Unión Europa (UE), puedan luchar "más rápido" y de forma "más eficiente" contra el desempleo juvenil.

Un asunto clave es el diseño del mecanismo a través del cual, "a partir de enero de 2014", las regiones más afectadas por el paro pueden obtener "de forma efectiva" los fondos. Estos recursos, explicaron las citadas fuentes, van más allá de los 6.000 millones de euros del fondo social europeo destinados a la lucha contra el desempleo juvenil, pues incluyen otras partidas aprobadas anteriormente, aunque no dieron una cifra global.

Sin embargo, Berlín -el primer contribuyente a los presupuestos comunitarios- dejó patente que los "medios europeos" deben ser "complemento" de los "medios nacionales", que son los que deben servir de "base" financiera a cualquier programa.

El sistema dual de formación profesional alemán será uno de los modelos que se analizará para su posible importación por parte de otros países como España.

Ese sistema compagina formación téorica en una escuela profesional con prácticas remuneradas en una empresa. La OCDE lo considera la clave de que el desempleo juvenil en Alemania, Austria o Suiza sea menor al 8%, frente al 56% de España. Cerca de un 60% de los jóvenes alemanes optan entre 350 carreras homologadas con formación dual. El fuerte componente práctico del sistema les garantiza una cualificación ajustada a la realidad y los integra en el mercado laboral desde que comienzan a estudiar. Sin embargo, este sistema no se puede exportar tal cual, porque muchas cosas son intrínsecas del país, como su fuerte tejido industrial o una tradición pedagógica que vincula educación y trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios