Economía

Méndez se despide reconociendo errores que "no se pueden repetir"

  • El líder de UGT admite fallos en el control de los fondos, pero niega cualquier ilegalidad.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró ayer que hay errores que el sindicato no se puede permitir más, como fallar en la gestión y el control de los fondos públicos y de las cuotas de los afiliados, un asunto en el que cree que hay que ser especialmente cuidadoso.

Durante su discurso de despedida en el 42 Congreso Confederal reconoció que en el sindicato ha habido actitudes reprobables, pero tiene la confianza de que no ha habido "ilegalidades" ni "dolo", sino "más bien irregularidades, opacidades o falta de transparencia". Méndez se mostró confiado en que "la verdad" restablecerá la buena imagen del sindicato y recordó que en UGT no ha habido imputados que se mantuvieran en el cargo porque dimitieron antes.

Éstas son las enseñanzas con las que Méndez se queda de su etapa al frente del sindicato, a las que suma el haber comprendido que las bases de UGT son mucho más fuertes que los órganos de dirección. "Esta organización por abajo tiene una capacidad de existencia más que acreditada. La flojedad ha estado más por arriba que por abajo. La organización ha resistido en pie", dijo.

Asimismo, aseguró que ha aprendido que los enemigos del sindicato, a los que dijo no considera como tales, no tienen límites en sus ataques.

Respecto a la actual situación política, Méndez proclamó que es "inédita" para España: "La mayoría absoluta ha muerto, viva el diálogo, el pacto y la transacción". El secretario general del sindicato afirmó que su valoración de la política del PP sólo podía ser "negativa", al desarrollar una acción autoritaria "muy fuerte" con políticas ultraconservadoras. "No sólo no se tomaron medidas para amortiguar los efectos de la crisis sino que se tomaron medidas que agravaron la situación económica y social de España, más allá de Bruselas", afirmó.

Méndez se mostró convencido de que "hay partidos que están en edad de desaprender viejos hábitos y partidos que necesitan aprender y generar una nueva cultura de situaciones políticas ante esta situación inédita".

Abogó por la regeneración democrática y por recuperar el derecho de huelga y fue rotundo cuando pidió que se derogue inmediatamente la reforma laboral y se repongan derechos.

Sobre la situación en Cataluña, el secretario general del sindicato hizo un llamamiento para que la resolución del desafío soberanista se aborde desde el conjunto de España y no desde "caminos parciales". "La gente quiere participar, quiere decidir, pero yo digo todos juntos, todos juntos, el conjunto del pueblo trabajador español", afirmó, en respuesta a uno de los candidatos a sucederle, Josep Maria Álvarez, partidario del derecho a decidir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios