Economía

La Junta duda de la calidad de las marcas blancas por su bajo precio

  • La consejera de Agricultura dice que estudiará la repercusión de estos productos en la renta agraria y en los consumidores para velar por sus intereses · El Gobierno central también abre líneas de investigación

Es un hecho que las marcas blancas están robando un buen pellizco del mercado a las grandes empresas productoras de las marcas líderes del sector alimentario. De hecho, en los últimos meses se han sucedido las campañas a favor de las grandes marcas -impulsadas por las televisiones generalistas e incluso por grandes cadenas de distribución- y ayer fue la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, la que arremetió contra los productos de fabricante. No contra todos, sino contra aquéllos cuyos bajísimos precios hacen dudar de su calidad.

"Hay determinadas cadenas de distribución en donde el peso de sus propias marcas blancas es muy importante y hay determinados precios que causan duda", aseguró Clara Aguilera, que añadió que este tipo de prácticas repercuten en la renta de los agricultores y que el objetivo de su Consejería es velar por los intereses tanto de los agricultores como de los consumidores. "Tenemos que garantizar que cuando una familia compre un litro de leche sepa que compra un litro de leche, que lo que pone allí sea seguro y no que se trate de determinados sustitutivos que no estén demasiado claros", subrayó la consejera.

Clara Aguilera, que quiso dejar claro que no está en contra de las marcas blancas, confirmó que la Consejería de Agricultura y Pesca ya está estudiando la repercusión de estos productos en las variables de precio y calidad y en el valor de la renta agraria. "Hemos puesto a trabajar a una unidad de prospectiva en el asunto. Quiero productos de calidad y dudo que, a determinados precios, determinadas marcas puedan tenerla", insistió la consejera, que también criticó las prácticas de concentración y de eliminación de las primeras marcas que están llevando a cabo algunas empresas de distribución y que no son bien aceptadas ni por el tejido productivo ni por los propios consumidores, aseguró.

Aunque no especificó las medidas concretas que la Junta de Andalucía podría adoptar contra determinadas marcas blancas si se demuestra que sus productos no tienen la calidad que debieran, la consejera de Agricultura subrayó que la Administración andaluza no es la única que ha tomado cartas en el asunto. Así, Aguilera indicó que el Gobierno central ya se ha puesto en marcha y ha creado tres grupos de trabajo sectoriales que analizarán la influencia de las marcas blancas en el sector vinícola, lácteo y hortofrutícola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios