Economía

Gurría dice que España lo está haciendo mejor que otros y que la subida del salario mínimo es "necesaria y razonable"

  • El secretario general de la OCDE cree que nuestro país se defiende en el contexto de desaceleración mundial "mejor que otros" países, luego "algo estará haciendo bien", aunque los mercados seguirán "menos pacientes y tolerantes" con ella.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría / Europa Press

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha asegurado que España se defiende en el contexto de desaceleración mundial "mejor que otros" países, luego "algo estará haciendo bien", aunque los mercados seguirán "menos pacientes y tolerantes" con ella.

En cualquier caso, ha criticado la complejidad del sistema fiscal, que frena el emprendimiento, y ha pedido más esfuerzo para combatir el desempleo entre jóvenes y parados de larga duración, al tiempo que ha defendido la elevación del salario mínimo. "Venimos a traer un voto de confianza en el desempeño de la economía española, sus autoridades y la dirección que se pretende dar" a las políticas económicas, ha dicho Gurría en una conferencia de prensa durante su visita a Madrid.

Después de presentar su informe anual sobre España, en el que de nuevo rebaja dos décimas su previsión de crecimiento para este año hasta el 2,6%, el mexicano ha destacado la oportunidad de que el Gobierno trate de combinar la reducción del déficit y de la deuda con las mejoras sociales y el crecimiento inclusivo.

Gurría ha dicho que la recuperación española ha sido más dinámica que la mayoría de la eurozona, con "un sólido crecimiento del PIB del 3% en tres años", y una reducción del desempleo a "prácticamente la mitad". "Se está creando medio millón de empleos al año, cuando la economía mundial se está ralentizando", ha resaltado, para afirmar que "España sigue adelante en un contexto que ya no es de crecimiento generalizado".

En cualquier caso, ha explicado que España "necesariamente se tiene que ver impactada por lo que pasa en Europa y en el resto del mundo", que es una ralentización generalizada del comercio debido al proteccionismo. Igualmente, ha destacado que España tiene superávit en su cuenta corriente, lo que sugiere que la economía española es competitiva".

"Sin embargo, ha reconocido que a España "los mercados le tienen menos paciencia y tolerancia", como les ocurre a la gran mayoría de los países "a excepción de EEUU, Alemania, Inglaterra probablemente y Japón". Por ello, considera conveniente trabajar en reducir la deuda, pese a que España esté en el promedio de la OCDE respecto al PIB, pero sin dejar de trabajar en reducir el desempleo y "otras asignaturas pendientes". "No te puedes dedicar nada más que a reducir la deuda y tampoco puedes ignorar que tienes un noventa y pico de deuda", ha resumido.

Gurría ha quitado importancia a la revisión al alza de sus previsiones de déficit, al recordar que España hace seis años superaba el 10% y ahora "estamos discutiendo si queda un poco arriba del 2% o un poco abajo. La (cifra) que quieran se la firmo", ha dicho.

Ha llamado la atención sobre la necesidad de combatir el desempleo, especialmente entre los jóvenes y los parados de larga duración, la tasa de abandono escolar, la falta de movilidad de la fuerza de trabajo y las disparidades regionales.

Igualmente, considera que "la fiscalidad todavía está gravitando mucho hacia las rentas del trabajo y eso quita apetito a los emprendedores para crear nuevos empleos". Además, considera que hay "muchas exenciones y tasas reducidas" que hacen que el sistema tributario pierda ingresos y al final perjudique a quienes tienen menos recursos.

Respecto al alza del salario mínimo, ha defendido que es "necesario y razonable" porque lo aproxima al salario medio y el ratio entre ambos se acerca así al nivel de otros países de la OCDE.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios