Economía

Frenazo del mercado laboral tras el peor noviembre desde la recuperación

  • El paro sube en 4.438 personas en Andalucía y en 24.841 en España, lo que contrasta con los descensos de los últimos años

  • La campaña del olivar eleva la afiliación en el sur, mientras que a nivel nacional baja

Frenazo del mercado laboral tras el peor noviembre desde la recuperación Frenazo del mercado laboral tras el peor noviembre desde la recuperación

Frenazo del mercado laboral tras el peor noviembre desde la recuperación

Noviembre no fue un mes bueno ni para Andalucía ni para España, aunque el mercado laboral evolucionó algo mejor en el sur. Según los datos del Ministerio de Empleo, la comunidad registró el mes pasado 4.438 parados más, hasta sumar 922.985. Es la primera vez que sube el paro en noviembre desde 2012 y, además, los tres años anteriores había descendido con cierta fuerza, especialmente el último: 4.897 menos en 2013; 9.571 menos en 2014 y 17.900 en 2015. El consuelo es que al menos sube un 0,48%, menos que a nivel nacional, donde lo hace el 0,66%.

En contraste, sube la afiliación en 10.583 personas, hasta 2.859.613, aunque eso sí, lo hace mucho menos que en los otros tres años de la recuperación. El ejercicio pasado repuntó el doble (21.604), en 2014 en 32.438 y en 2013 en 18.406. La mayor parte del avance del pasado noviembre, además, corresponde al régimen agrario (5.829 personas), un sector con una altísima temporalidad y grandes picos de sierra. Servicios resiste mal y de hecho Málaga pierde 8.364 afiliados, algo derivado del alargamiento de la temporada turística hasta octubre por el buen tiempo. Esta caída, junto con la de Cádiz, es compensada con la campaña hortofrutícola en Almería y la del olivar en Jaén y Córdoba, aunque en menor medida que en los años anteriores.

El secretario general de Empleo de la Junta, Julio Coca, atribuyó el incremento del paro -que contrasta con la subida de la afiliación- a la expectativa que genera en muchas personas la posibilidad de ser contratado en la campaña navideña, algo que hace que se apunten a los servicios de empleo. La propia presidenta, Susana Díaz, confiaba ayer en que Andalucía acabe el año por debajo de los 900.000 parados, un objetivo factible, según dijo, pese al hecho de que la región, igual que España, lleva cuatro subidas mensuales consecutivas del desempleo. El año pasado abandonaron las listas del Servicio Andaluz de Empleo en Andalucía 27.066 personas en diciembre y si sucediera lo mismo se conseguiría el objetivo.

En el plazo de un año, el paro baja en 67.055 personas y la afiliación sube 77.773. Son datos muy positivos, pero aún peores que los de España: la ocupación crece un 2,8% frente al 3,24% nacional, y el desempleo cae un 6,5% frente al 8,66% en todo el Estado. Desde noviembre de 2012, la región ha reducido el paro en 187.866 personas y ha elevado el número de empleados en 209.486.

En España, el número de desempleados aumentó en 24.841 personas, el mayor incremento en noviembre desde 2012, hasta 3.789.823. Además, y a diferencia de lo que ocurrió en Andalucía, la afiliación subió en 32.832 personas tras dos años de incrementos (aunque leves), hasta 17.780.524. La principal causa de ello fue el mal comportamiento de la hostelería, con 91.025 ocupados menos, lo que refleja un alargamiento de la temporada turística hasta octubre. En contraste, educación, con 25.121 empleados más, y comercio, con 21.150, tiraron del empleo el mes pasado.

Un dato llamativo es que el número de contratos ascendió a 1.743.708, lo que supone el mayor número de toda la serie histórica en un mes de noviembre y anticipa un buen diciembre.

En la tasa anual, el paro en España descendió en 359.475 personas mientras que la afiliación se elevó en 557.447.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios