Economía

FCC pierde 607 millones en el primer semestre del año

  • La compañía de Esther Koplowitz registra un balance negativo por el impacto de 570 millones de la liquidación de su filial Alpine y el ajuste realizado en sus activos de energía renovable.

FCC registró una pérdida neta de 607,6 millones de euros en el primer semestre del ejercicio, frente al beneficio de 53,4 millones de un año antes, por el impacto de 570 millones que suponen la liquidación de su filial de construcción europea Alpine y el ajuste realizado en sus activos de energía renovable, según informó el grupo. La compañía controlada por Esther Koplowitz registra un impacto negativo de 372,3 millones por el deterioro, hasta valorarlo en cero, de su participación en Alpine, firma que el grupo desconsolida de sus cuentas después de que el pasado mes de junio se declarara en concurso de acreedores y entrara en liquidación.

El resultado semestral también recoge pérdidas de FCC Energía por 148 millones, derivadas del nuevo ajuste efectuado en el valor de su cartera de activos renovables, que ya suma 207,4 millones, motivado por los sucesivos cambios regulatorios. La cifra de negocio de FCC cayó un 13,7% entre los pasados meses de enero y junio, hasta 3.133,9 millones de euros, por el descenso de la registrada en el mercado doméstico, fundamentalmente en construcción. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 293,6 millones, un 34,7% menos.

El director financiero del grupo, Víctor Pastor, considera que se trata de unos "resultados de transición", en línea con lo previsto en su programa de saneamiento, que la empresa da por concluido con el fin de concentrarse en la ejecución anticipada de su plan estratégico. Durante la presentación a analistas de estas cuentas, el directivo subrayó el aumento de la contratación del grupo, sobre todo en el exterior, y la reducción del endeudamiento.

La desconsolidación de Alpine contribuyó a recortar en un 6,1% el endeudamiento de la compañía, hasta situarse en 6.654 millones de euros a cierre de junio. Además, la compañía prevé seguir reduciendo el pasivo hasta situarlo en el entorno de los 6.000 millones a cierre de año, gracias a que en el tercer trimestre espera cobrar los activos ya vendidos y a los 300 millones de euros netos que recibirá del nuevo plan de pago a proveedores del Gobierno.

Por áreas de negocio, destaca el hecho de que la actividad constructora perdió a cierre de junio su tradicional posición de primera fuente de ingresos del grupo, tras desconsolidar Alpine y registrar un descenso del 16,9% en su facturación, hasta 1.085,7 millones. El retroceso del 25,7% contabilizado en España no se pudo compensar con el negocio internacional (-0,1%). A cierre de junio, FCC contaba con una cartera de obras pendientes de ejecución por valor de 6.017,3 millones de euros, un 2,2% superior a la de hace un año. El 43,8% está ubicada en el exterior.

La rama de servicios medioambientales se erigió como primera por facturación, con 1.399,7 millones, pese a que descendió un 4,8%, mientras que la rama de agua es la única que creció, un 3,6%, hasta 444,1 millones. La de cemento redujo un 20,1% sus ingresos, hasta aportar 270,2 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios