DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

El Euríbor alcanza un histórico 5,361% en vísperas de la presumible subida de tipos

  • La tendencia alcista del indicador, que no ha bajado en junio del 5%, encarecerá hasta en 900 euros anuales las hipotecas · Los analistas advierten que la escalada continuará por la incertidumbre financiera

El Euríbor no da tregua. El indicador más utilizado en España para fijar el tipo de interés hipotecario despidió junio con una nueva escalada que lo sitúa en el 5,361%, marcando de esa forma un máximo histórico (0,113 puntos por encima de su nivel más alto, el 5,248% que registró en agosto de 2000). El dato, que debe ser confirmado aún por el Banco de España, volverá a golpear el bolsillo de las familias. Así, un crédito tipo (150.000 euros a 30 años, con un diferencial de medio punto) puede disparar el recibo anual en cerca de 900 euros. Y eso, tras las últimas subidas, puede estrangular aún más la maltrecha economía de miles de hogares.

Desde que comenzara a cotizar en enero de 1999, el Euríbor sólo había superado el 5% en cinco ocasiones, entre julio y noviembre de 2000. El repunte es de tal magnitud que el indicador, que culmina cuatro meses consecutivos de subidas, no ha logrado bajar en todo junio de la barrera del 5%.

Afectado por el aluvión de datos coyunturales en contra, el Euríbor se sitúa ya ocho décimas por encima de lo que marcaba en junio de 2007, cuando su valor marcaba sólo un 4,505%. Eso, traducido, implica una subida de la cuota tanto para las hipotecas contratadas hace un año como para las que se contrataron o se revisan con carácter semestreal. Así, para un préstamo hipotecario de 150.000 euros contratado en junio de 2007 con un plazo de amortización de 25 años, la cuota se encarecería otros 75 euros más al mes, es decir, 895 al año. Para una hipoteca con revisión semestral, el incremento sería de 50 euros mensuales, menor porque en ese caso ya sufrieron la subida aplicada hace seis meses.

El Euríbor suele moverse al alza cuando el Banco Central Europeo (BCE) avanza su intención de subir los tipos de interés, algo que, salvo sorpresa, parece seguro que ocurrirá este jueves. El presidente de la entidad, el francés Jean-Claude Trichet, ya advirtió hace días que "es muy posible" que el precio oficial del dinero se encarezca este mes en la Zona Euro para intentar atajar las altas tasas de inflación. Sin embargo, esa presumible subida ya ha sido descontada por los mercados, que reaccionaron antes de tiempo. Los analistas coinciden en que el Euríbor está "distorsionado" por los problemas de liquidez y de riesgo del crédito que viven los mercados, y en que su valor no responde únicamente a lo trazado por el regulador europeo.

Los expertos apuntan a que el indicador continuará su escalada alcista, aumentado así la deuda de las familias, que a partir de julio también harán frente a la subida de las tarifas de la luz, el encarecimiento del crudo y al aumento de la inflación. En concreto, el Índice de Precios de Consumo (IPC) de la Eurozona aumentó tres décimas en junio y se situó en el 4% interanual, un nuevo máximo histórico, según datos preliminares publicados ayer por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, mientras que el IPC armonizado en España alcanza ya el 5,1% en junio. Además, la morosidad hipotecaria de los hogares españoles alcanzará el 2% a finales de año (desde el 1% actual) y seguirá creciendo sostenidamente en 2009, a mayor ritmo que en el resto de países de la Unión Económica Monetaria, según las previsiones de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Los analistas coinciden en que el Euríbor se mantendrá en niveles elevados por la persistencia de tensiones en el sector financiero internacional y agravará las dificultades de las familias para pagar la letra hasta que el instituto emisor flexibilice su política monetaria.

Según el director general de Caixa Catalunya, Adolf Todó, el indicador al que los bancos se prestan dinero entre sí continuará su escalada alcista y podría llegar hasta el 6% en un año. "Como entre nosotros somos reticentes a prestarnos, y hay mucha gente que demanda y poca gente que ofrezca, sube el Euríbor", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios