Economía

El Euríbor baja con fuerza en agosto y bajará aún más

Promoción de viviendas en Málaga Promoción de viviendas en Málaga

Promoción de viviendas en Málaga / Archivo

El Euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, cerró ayer en el -0,356%, nuevo mínimo histórico, con lo que encadena seis meses a la baja y más de tres años en negativo.

En tasa diaria, se situó ayer, penúltimo día del mes, en el -0,383%, de forma que arroja esta media del -0,356% y se sitúa muy por debajo del registro de julio, que fue del -0,283%.

Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión experimentarán un abaratamiento de unos 117,6 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado o, lo que es lo mismo, de 9,8 euros al mes.

Se da el caso de que si el diferencial del Euríbor es del 0,35% o inferior, el hipotecado, en teoría, no pagaría ningún tipo de interés e incluso se podría producir la situación inversa, cobrar por el préstamo.

El hipotecado medio (120.000 euros a 20 años con un diferencial +1) se ahorra 120 euros al año

Ante esta situación, el sector bancario se está lanzando a una guerra hipotecaria para captar clientes, y sigue decantándose por la hipoteca a tipo de interés fijo. “Los bancos actualmente están proporcionando hipotecas a un interés más bajo y mayor cantidad de capital con relación al valor del inmueble y esta directriz será continuista durante los próximos meses”, explica.

De hecho, según la estadística de hipotecas del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 44,5% de las 29.900 hipotecas firmadas en junio en España se hicieron a tipo fijo, lo cual supone un máximo histórico.

El interés de estos préstamos se ha situado ese mes, de media, en el 3,01% y es previsible que siga a la baja si el Euríbor no repunta.

A los bancos les interesa ahora mismo el tipo fijo al proporcionarles una rentabilidad que no tienen con la tasa variable y al cliente en muchos casos también, ya que da una cierta seguridad en el largo plazo y sirve de colchón en caso de que el Euríbor inicie una senda alcista.

El interés de los préstamos a tipo variable se situó en el mes de junio algo por debajo de los fijos, en el el 2,29% (lo que significa que el diferencial del Euríbor supera los dos puntos), lo que hace que la hipoteca media (uniendo intereses fijos y variables) se coloque en el 2,57% frente al 2,64% del año anterior, con un plazo medio de amortización de 24 años.

Ante la oleada de estímulos que prepara el BCE se prevé que el indicador baje aún más

Desde XTB esperan que la tendencia del Euríbor continúe siendo bajista, ya que las incertidumbres dentro de la economía y una posible recesión repercuten directamente en la situación del diferencial. El índice se adentró en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro.

En marzo de 2018 parecía haber tocado fondo, al situarse en el -0,191%, iniciando entonces una tendencia ascendente que llevaba a los analistas a pensar en una vuelta del Euríbor a niveles muy próximos al 0% este mismo 2019.

El Banco Central Europeo puso fin en diciembre a su programa de compra de activos y el mercado percibió que las políticas expansivas estaban cerca de concluir, descontando una próxima subida de tipos que condujese a la normalización monetaria, lo que propició que el Euríbor continuase subiendo.

El indicador se elevó así hasta anotarse una media mensual del -0,108% en febrero, pero desde entonces encadenó una sucesión de ligeros retrocesos hasta que el instituto emisor presidido por Mario Draghi anunció que los tipos se mantendrían hasta al menos junio de 2020 y dejó la puerta abierta a una nueva bajada, lo que propició una caída más pronunciada del indicador en el mes de julio, hasta el -0,283%.

El Euríbor comenzó a bajar ligeramente en febrero y ha acelerado el retroceso en julio y agosto

 

Asimismo, los miembros del Consejo de Gobierno del BCE pusieron sobre la mesa en dicha cita la necesidad de hacer frente a la desaceleración económica de la zona euro con un paquete exhaustivo de medidas, en vez de llevar a cabo una secuencia de acciones aisladas, y llegaron a debatir sobre la oportunidad de cambiar el objetivo de inflación de la institución.

Estos mensajes provocaron que el Euríbor haya profundizado su caída a lo largo del mes de agosto, tocando un mínimo diario de -0,399% el día 21. En media mensual, el desplome entre el máximo de febrero y agosto ha sido del 230%.

El próximo encuentro del Consejo de Gobierno del BCE se celebrará el 12 de septiembre, en el que será el penúltimo encuentro con Mario Draghi al frente del organismo. El analista de XTB Jorge López espera que Draghi continúe con la rebaja de tipos. “La posibilidad de subida de tipos de interés parece ahora más lejana que nunca, las pretensiones del BCE parecen claras y podría tomar medidas nunca antes vistas por el mercado. Pero las medidas no parecen haber solucionado nada y continuamos atascados en el crecimiento, con baja inflación, una alta deuda pública y con compras masivas de deuda”, ha afirmado el analista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios