El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Economía

Cientos de proyectos de renovables buscan a última hora el visto bueno ambiental

  • Este miércoles expira el plazo de las iniciativas en marcha para este trámite, marcado por el tapón administrativo

  • El Gobierno informa de que ha evaluado 201 proyectos, de los cuales 170 han obtenido una resolución favorable

  • La Junta dice que ha informado de la práctica totalidad de los proyectos presentados

Parque eólico de Endesa en Almería

Parque eólico de Endesa en Almería

Cientos de proyectos para levantar plantas eólicas o fotovoltaicas por toda España estaban este miércoles pendientes de obtener la declaración de impacto medioambiental, un trámite que en ocasiones ha tardado años y que se ha de resolver este miércoles como muy tarde.

Este miércoles, 25 de enero, vence el plazo para que cientos de proyectos renovables se hagan con ese permiso, expedido por el Gobierno central -para proyectos de más de 50 megavatios (MW) y por las Comunidades Autónomas (CCAA), para los de menor capacidad.

Su tramitación se ha retrasado principalmente por el tapón administrativo registrado principalmente en las CCAA, particularmente en Valencia, Galicia y Cataluña, según coinciden en apuntar fuentes del sector.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que su departamento ha resuelto dentro del plazo previsto todos los expedientes de autorización ambiental recibidos.

Concretamente, el ministerio ha evaluado 201 proyectos, de los cuales 170 -cerca del 85%- han obtenido la autorización favorable y 22 han sido rechazados. Otros 9 se han archivado o cerrado.

En Cataluña, fuentes de la Generalitat han asegurado que de los 101 proyectos que salieron a información pública a partir de 2021, un total de 84, que suman 1.739 MW de potencia instalada, han obtenido respuesta a la DIA solicitada, en su gran mayoría favorable o condicionada.

Los 17 restantes (con una capacidad conjunta de 542 MW) no realizaron el trámite a tiempo y decaerán.

En Galicia, la Xunta ha emitido en plazo 120 de las 140 declaraciones solicitadas; de ellas, 43 ha sido rechazadas y se corresponden con proyectos que aglutinaban 1.114 MW, a los que hay que sumar los 417 MW de los 20 proyectos que no se han podido tramitar en tiempo y forma.

La Generalitat Valenciana ha resuelto los 107 proyectos de renovables que precisaban de declaración de impacto ambiental (2.991 MW en total), resolviendo favorablemente 61 de ellos (1.356 MW) y 31 en contra (1.230 MW), mientras que en 15 de los proyectos las propias empresas han desistido de continuar la tramitación.

Los casos denegados han sido por "razones medioambientales, de enlace con la red eléctrica, y cuestiones paisajísticas o de consistencia y solvencia del proyecto", según el president de la Generalitat, Ximo Puig.

En el caso andaluz, el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul ha asegurado que las ocho delegaciones territoriales de su propia consejería y de la de Política Industrial han informado sobre la práctica totalidad de los expedientes para la instalación de plantas de energía renovable, sin dar más detalles sobre los proyectos que han superado la declaración ambiental y los que no. Fuentes de la Consejería han precisado que detallarán estos datos este mismo jueves.

Preocupación en el sector

Asociaciones del sector renovable como la Asociación Empresarial Eólica (AEE) y APPA Renovables coinciden en mostrar su "preocupación" ante la posibilidad real de que cientos de proyectos se queden en el camino al no haber obtenido la autorización ambiental, pese a que ya contaban con el permiso de acceso a la red que otorga Red Eléctrica.

En el caso del sector eólico, el director general de AEE, Juan Virgilio Márquez, explica que a finales de la semana pasada todavía estaban esperando la declaración de impacto ambiental cerca de 10 GW eólicos.

En este sentido, y a pesar de que el ritmo de tramitación se ha "acelerado" en los últimos meses, Márquez insiste en la necesidad de simplificar los procedimientos administrativos para que no decaigan proyectos que, en el caso de no obtener el permiso ambiental, podrían retrasar su puesta en marcha alrededor de 5 años.

Por su parte, el director general de APPA Renovables, José María González, destaca también la mejora registrada en los últimos meses, ya que a mediados de diciembre había cerca de 50 gigavatios (GW) renovables pendientes de obtener esta autorización, una cifra que coincide con la capacidad renovable operativa actualmente en España.

Sin embargo, González expresa su "preocupación" por la posibilidad de que proyectos "serios y viables" se queden en el camino porque las administraciones no han analizado en tiempo y forma sus expedientes.

Para saber el número final de proyectos que no han pasado el "corte" habrá que esperar unas semanas hasta que Red Eléctrica comunique oficialmente los permisos de acceso a la red que ha revocado a los proyectos al no haber obtenido la declaración de impacto medioambiental.

Ante esta situación, la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), cuyos socios son Iberdrola, Endesa y EDP, reclama "un plazo adicional" a aquellos proyectos en los que el órgano ambiental contase el martes -24 de enero- con toda la información necesaria para resolver el expediente.

Grandes empresas

Entre la multitud de proyectos que están recibiendo la declaración en estos días se encuentran grandes empresas como Endesa, que ya cuenta con la del parque eólico Galatea, en Cataluña, que tendrá una potencia de 49 MW y que ha sido tramitado por la Generalitat.

En el caso de Endesa, fuentes de la compañía explican que de los cerca de 10.000 MW que tienen permiso de red concedido, tan solo el 10% está pendiente de recibir la declaración ambiental y se trata de proyectos relativamente recientes, por lo que la empresa no se muestra preocupada por los atascos administrativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios