Economía

Bruselas da un tirón de orejas a España para que suba los impuestos verdes

  • La UE urge al Gobierno a revisar los tributos en transporte y energía

  • Insta a reducir las ayudas que perjudican al medio ambiente

Cristóbal Montoro mira el reloj antes de comparecer en la comisión de Hacienda del Congreso a mediados de enero.

Cristóbal Montoro mira el reloj antes de comparecer en la comisión de Hacienda del Congreso a mediados de enero. / Juan Carlos Hidalgo / efe

La Comisión Europea (CE) urgió ayer a España a que aumente los impuestos verdes y que reduzca las subvenciones que perjudiquen al medio ambiente, así como que mejore la gestión del agua y de los residuos, como parte de los principales "retos" del país en la implementación de las normas europeas de medio ambiente.

Bruselas ha publicado un informe sobre la implementación en cada estado de las políticas medioambientales europeas en el que apunta los "puntos fuertes y débiles" de cada país en categorías como la calidad del aire, la gestión de los residuos, la calidad del agua y la protección de la naturaleza. En el caso de España, el Ejecutivo comunitario destaca que los "principales retos" son aumentar la fiscalidad medioambiental y reducir las subvenciones perjudiciales para el medio ambiente, mejorar la gestión del agua -que incluye completar el tratamiento de aguas residuales urbanas-, la gestión de residuos y desarrollar el potencial de la economía circular.

Con respecto a la fiscalidad, la CE cree que existe un "margen claro" para revisar los impuestos verdes, principalmente en los sectores del transporte y la energía, pero también en los ámbitos de la contaminación y el uso de los recursos. A modo de ejemplo, el informe señala que los impuestos municipales de circulación "no siempre reflejan el rendimiento medioambiental de los vehículos".

Del mismo modo, el Ejecutivo comunitario asegura que las tasas sobre los vertidos pueden ser una herramienta de apoyo al tratamiento de residuos municipales y propone revisar la política sobre tarificación del agua y su planteamiento, una cuestión "fundamental" para la mejora del gestión del agua en el país.

El informe subraya que los ingresos de la fiscalidad medioambiental en España están "entre los más bajos de la UE" y afirma que una reforma de la misma "puede desempeñar un papel importante para mantener el crecimiento económico" al aportar ingresos adicionales" que sustituyan a los recortes en el gasto.

Con respecto a las subvenciones a actividades perjudiciales para el medio ambiente, apunta que es otro reto "fundamental", puesto que España "todavía subvenciona los combustibles fósiles, el carbón local, los automóviles de empresa y el gasóleo con respecto a la gasolina". "España no cuenta con una estrategia global para eliminar las subvenciones nocivas para el medio ambiente, aunque su abandono puede ofrecer ventajas económicas, sociales y medioambientales, permitir una mayor competitividad y contribuir a la consolidación presupuestaria", subraya el estudio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios