Economía

Banco Mirabaud ve en el capital riesgo una oportunidad para invertir

Borja Pemán –a la izquierda– y Francisco Gómez-Trenor, en la sede de Mirabaud en Sevilla. Borja Pemán –a la izquierda– y Francisco Gómez-Trenor, en la sede de Mirabaud en Sevilla.

Borja Pemán –a la izquierda– y Francisco Gómez-Trenor, en la sede de Mirabaud en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez (SEVILLA)

Comentarios 0

Doscientos años de experiencia avalan a Banco Mirabaud en la gestión financiera, desde que esta familia –cuyos miembros aún continúan como socios– lo fundara en 1819 en Ginebra (Suiza). Desde 2012 este banco no cotizado está presente en Andalucía, donde tienen una oficina en Sevilla.

El banco está especializado en ofrecer productos para sus clientes que les permitan “preservar el patrimonio y obtener liquidez cuando sea necesario”, según explica el director general en España, Francisco Gómez-Trenor, en la sede andaluza de la entidad. Esas premisas son “pilares básicos” para Mirabaud tanto en sus líneas de negocio: banca privada, intermediación y gestión de activos.

Mirabaud decidió desembarcar en España en plena Gran Recesión, aunque era un mercado que tenían en estudio desde 2001. “Con la prima de riesgo casi en 800 puntos básicos, España era en 2010 un país en el que el cliente de banca privada estaba muy castigado, en un contexto en el que se habían cerrado 45 cajas de ahorro y varios bancos”, explica Gómez-Trenor. La suiza es una entidad que no está centrada en el crecimiento por el crecimiento, explica su responsable, sino en la calidad del servicio. En España, donde están presentes en Madrid, Barcelona y Valencia, además de en Sevilla, el director general admite que les “ha ido bastante bien”, gracias a que han captado un tipo de cliente que tiene una visión más internacional sobre la gestión de su patrimonio. El cliente de Andalucía es fundamentalmente empresarios y familia tradicional con patrimonio. En la región tienen un 10% de cuota de un negocio que gestiona más de 5.000 millones patrimonio. Ese porcentaje es ligeramente superior a la que tiene en toda España.

Frente a otras ofertas del mercado, Mirabaud ofrece una cartera de fondos muy seleccionada, que no supera los 120. La selección de los productos es una de las principales apuestas del banco suizo, que recalca que los socios del banco invierten en los mismos productos que se ofrecen a los clientes. Y aunque cuentan con productos propios, no hay objetivos para que se contraten, sino que buscan diseñar una arquitectura abierta para el cliente que le ofrezca la mejor opción para cada caso particular.

El director territorial de Mirabaud en Andalucía, Borja Pemán, enfatiza que su cliente tipo “valora mucho nuestras recomendaciones porque procede de un comité multinacional que está generado ideas y propuestas”.

El director general destaca en eses sentido que actualmente están lanzado un fondo de 400 millones de euros denominado Gran París para financiar la expansión urbanística de la capital francesa, ya diseñada para los próximos 30 años. También están desarrollando otro fondo de capital riesgo para invertir en empresas que trabajan en el sector del lujo.

Pemán señala en el contexto actual de bajos tipos de interés, la inversión en capital riesgo es una buena oportunidad. “El capital riesgo tiene recorrido por los tipos de interés negativos y sin un horizonte de cambio próximo. Además es una inversión que está en línea con lo que busca el Banco Central Europeo (BCE), que es inyectar dinero a la economía real”, argumenta el director territorial de Mirabaud en Andalucía. En la comunidad autónoma ven oportunidades de negocio en sectores como el de las energías renovables, el desarrollo de nuevas tecnologías, el aeroespacial, así con el inmobiliario en la Costa del Sol y en la inversión o financiación de residencias de estudiantes y ancianos.

Mirabaud también ha puesto en marcha un servicio Corporate, especializado en detectar oportunidades de fusión y adquisición de empresas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios