Informe Situación Andalucía de BBVA Research El crecimiento del PIB y del empleo andaluz no permitirá bajar el paro del 22%, según BBVA

  • El banco estima que la economía de Andalucía crecerá un 5,4% en 2021 y un 7% en 2022, que ayudará a crear 177.000 empleos en ese periodo, pero la tasa de desempleo se reducirá lentamente

La hostelería es uno de los sectores más afectados por la pandemia.

La hostelería es uno de los sectores más afectados por la pandemia. / Juan Carlos Muñoz

Andalucía entra en una fase de crecimiento económico y del empleo en lo que resta de 2021 y 2022, pero el impulso que generará no permitirá bajar del paro del 23,9% en este año ni del 22% el próximo ejercicio. Así lo prevé BBVA Research, el servicio de estudios del banco, que presentó este miércoles su última entrega del informe Situación Andalucía.

Según las previsiones de BBVA Research, la economía andaluza podría crecer al menos un 5,4% en 2021 y un 7% en 2022. Esos incrementos del Producto Interior Bruto será una décima menor que en el conjunto de España en este año y de la misma proporción en el siguiente.

La mejora económica se apoyará en el avance de la vacunación, un entorno internacional favorable, el mayor dinamismo del consumo de los hogares andaluces y el impulso que permitirán los fondos europeos Next Generation EU, según explicó en rueda de prensa el  economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

El banco considera que si se cumplen estas previsiones, la economía andaluza crearía 177.000 nuevos empleos en el periodo 2020-2022. Pero esos avances, empero, tendrán un efecto en el paro que no permitirán bajar de niveles aún muy altos. En concreto, Cardoso cifró la tasa de paro prevista para 2021 en el 23,9% y en el 22% en 2022. De ese porcentaje no lograría bajar.

De cómo evolucionen los ERTE también dependerá esa evolución del empleo. BBVA teme que más de la mitad de lo 70.000 trabajadores que tienen suspendidos sus contratos no se reincorporen a sus puestos de trabajo.

La velocidad de la recuperación estará condicionada, según BBVA Research, por el proceso de vacunación, la evolución de la pandemia y el reparto de los fondos europeos, lo que podría condicionar, aunque recuerda que "la incertidumbre aún es elevada".

Cardoso explicó que el PIB de Andalucía se redujo en 2020 un 11%, lo que supone un impacto de la crisis en la economía regional ligeramente mayor que el estimado para el conjunto de la economía española (-10,8%). Es decir, según el banco, la comunidad perdió convergencia el año pasado.

BBVA lo achaca a diversos factores.  Para explicar el comportamiento relativo de la economía andaluza en 2020, eñ informe considera que el impacto final en la demanda andaluza fue más acusado por el mayor peso de los sectores de consumo social y del turismo. Es más, la evolución positiva que hubo al inicio por la pandemia por el peso del sector agroalimentario no fue suficientes para compensar la caída que provocó en en el resto del sector industrial y, fundamentalmente, en el sector servicios.

También las exportaciones de bienes andaluces se redujeron un 12,4% interanual, frente al -10,2% observado en el conjunto de España. "Esto se debe a la caída de la demanda externa de bienes de equipo, materias primas y productos energéticos", señala el banco.

La evolución tampoco ha sido buena en el inicio de 2021, por el efecto que tuvo la tercera ola del Covid-19. La actividad en Andalucía y España se habría reducido por esa evolución de la pandemia, el Brexit y el encarecimiento del petróleo. "Las mayores restricciones de movilidad, por el aumento del número de contagios desde enero, redujeron el gasto de las familias andaluzas", aplicó Cardoso, quien, no obstante, consideróa que "entre febrero y abril el gasto presencial con tarjeta en la región fue en promedio un 6% superior al observado en el mismo periodo de 2019. También en mayo, con el levantamiento de las restricciones de movilidad, los andaluces gastaron en otras provincias andaluzas más que antes de la pandemia, sobre todo en Cádiz, Málaga y Huelva". Fundamentalmente se trata de andaluces que han ido a desde otras provincias a sus segundas residencias. Además el gasto de los visitantes del resto de España avanza hacia la normalización de su gasto. 

También las exportaciones de bienes andaluces mejoraron de forma progresiva en el primer trimestre de este año.  

Para los próximos trimestres, BBVA Research sí prevé una aceleración de la recuperación. "Los progresos en la vacunación, la recuperación de la actividad en Europa, la continuidad en los impulsos a la demanda, en particular el de los fondos Next Generation EU, las políticas expansivas del BCE y una relevante capacidad de producción sin utilizar tras la fuerte caída del gasto favorecerán el avance del consumo, del turismo y de la inversión, lo que impulsará la recuperación", explicó Cardoso. 

Permanecen los riesgos

A BBVA le sigue preocupando que el objetivo del 70% de población vacunada se ha retrasado a finales de agosto. "Para finales de julio más de la mitad de la población debería estar vacunada con pauta completa.La aceleración del proceso de vacunación es indispensable. EAndalucía está cerca de lamedia nacional, pero hay diferencias relevantes entre autonomías", resaltó Cardoso, que opina que un ritmo más lento en algunas comunidades muy turísticas puede impactar negativamente en su recuperación. Sí señala que el turismo de sol y playa, y el de origen nacional, fundamentales para la temporada de verano en Andalucía, podrían repuntar antes.

También persiste la ncertidumbre en la recuperación del mercado laboral. Andalucía se ubica por debajo de la media nacional en el uso de ERTE desde mayo del año pasado. Y los trabajadores por esta medida y  los autónomos necesitados de prestación en la región aumentaron en primer trimestre de 2021. (un 5,3% frente al 4,4% en último trimestre de 2020). En abril y mayo el porcentaje volvió areducirse hasta el 3,9%. "Finalizar bruscamente esta medida pondría en riesgo la recuperación de la demanda interna", estima.

Además, existe el riesgo "de no abordar las reformas necesarias para crear las condiciones para una recuperación vigorosa, que facilite el máximo aprovechamiento de los fondos Next Generation EU.", alertan desde BBVA Research. el banco prevé el mayor impacto de esos fondos a partir de la segunda mitad de 2021. "La colaboración entre gobiernos, y con el sector privado, serán cruciales para una adecuada elección y ejecución de los proyectos con mayor impacto sobre el empleo y la productividad, no sólo a corto sino también a largo plazo", destacó Cardoso.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios