fútbol Arcos CF - Salerm Puente Genil (2-2) · Utrera - Conil (5-0)

Economía

Los jueces validan que la banca impuso el cese de Benjumea como presidente

  • Consideran que tanto el ex presidente de la multinacional como su ex consejero delegado cobraron las indemnizaciones conforme a lo previamente establecido y de manera legal.

Comentarios 8

Las indemnizaciones fueron legales y no hubo administración desleal por parte de Felipe Benjumea, Antonio Manuel Sánchez Ortega, ex presidente y ex consejero delegado de Abengoa, respectivamente, ni de los otros tres acusados de la antigua cúpula directiva de Abengoa. Estas dos conclusiones han llevado a los jueces de la Audiencia Nacional a dictar la libre absolución de los cinco acusados. Unos jueces que entienden que la salida del primer ejecutivo e integrante de una de las familias fundadoras de la multinacional sevillana fue impuesta por la banca.

"En el presente procedimiento, con la abundante y variada prueba practicada, podemos concluir que no se ha acumulado prueba de cargo contra los acusados por alegada y no probada administración desleal de bienes de Abengoa S.A. ni por la perpetración de actos expropiatorios de dichos bienes, por cuanto las indemnizaciones percibidas por los dos primeros acusados con motivo de su marcha de la empresa (de diversa naturaleza, cuantía y temporalidad), en su momento informadas y propuestas favorablemente por los otros tres acusados (integrantes de la Comisión de Nombramientos y Remuneraciones) ante el órgano que adoptaba la decisión del pago (esto es, el Consejo de Administración), se adecuaban a la normativa legal y contractual existente", afirma con contundencia la sentencia en sus fundamentos jurídicos, de la que ha sido ponente el magistrado Juan Francisco Martel Rivero.

Al declarar ajustadas a derecho las indemnizaciones de 11,4 millones de euros percibidos por Benjumea y de 4,5 millones abonados a Sánchez Ortega, los jueces descartan no sólo el delito de administración desleal del que estaban acusados por la Fiscalía y las acusaciones particulares, sino también el de apropiación indebida de esas cantidades.

Los jueces lo afirman con rotundidad cuando señalan que "en las conductas de los acusados" Felipe Benjumea, Antonio Sánchez Ortega, Mercedes Gracia, Alicia Velarde y Antonio Fornieles, "que fueron sometidas a enjuiciamiento no se aprecian acciones de deslealtad con el patrimonio de la entidad Abengoa S.A., ejercidas aprovechando el cierto control que sobre el mismo tenían por consideración a sus cargos de consejeros, el primero de ellos como presidente ejecutivo, el segundo como consejero delegado y los tres siguientes como miembros de la Comisión de Nombramientos y Remuneraciones". Y es que la sentencia señala que las cantidades percibidas por Benjumea y Sánchez Ortega se ajustaron a lo "previamente establecido, razón por la cual tales percepciones liquidatorias fueron informadas favorablemente por los integrantes de la mencionada comisión".

Además, argumenta la Sala que, cuando se firmaron los contratos de alta dirección que daban derecho a estos pagos, el endeudamiento de la compañía era "estable", por lo que no aprecia ninguna intención de enriquecerse ilegítimamente en la crisis posterior de Abengoa.

Así, los jueces consideran que los cinco acusados no sólo negaron los hechos de los que se les acusaba, sino que defendieron sus actuaciones "sin que se observen fisuras en sus planteamientos ni contradicciones esenciales en sus declaraciones".

Y es importante esta credibilidad que dan los magistrados. Porque la sentencia da por probada la versión que los acusados mantuvieron durante sus declaraciones en el juicio, que el vicepresidente de Banco de Santander, Rodrigo Echenique, comunicó a Antonio Fornieles que en nombre de los bancos que iban a financiar la después fallida ampliación de capital de la compañía "imponía como condición indispensable e inexcusable para el buen término de la operación en ciernes que el presidente ejecutivo, el acusado Felipe Benjumea Llorente, abandonara su cargo".

Es la condición de cese impuesto la clave de bóveda sobre la que se sustenta la absolución, porque el contrato denunciado preveía esos pagos en caso de que Felipe Benjumea tuviese que dejar su cargo ejecutivo por razones ajenas a su voluntad.

Es más, los magistrados consideran también probado que el cese se impuso "para mejorar la imagen de eficacia en la gestión de la sociedad". Y que dicha "novedosa imposición, inicialmente desconocida por los representantes de HSBC Bank pero luego plenamente consentida, impidió que la suscripción del acuerdo de aseguramiento de la ampliación se efectuara el previsto día 14 de septiembre de 2015, pues tales representantes de HSBC indicaron que el radical cambio en el gobierno corporativo de la entidad asegurada implicaba un nuevo estudio y aprobación por los órganos internacionales del Banco mencionado, posponiéndose unos días la firma del aseguramiento".

La sentencia argumenta que todo el proceso fue legal pese a la proximidad temporal entre los contratos que fijaron las indemnizaciones y los ceses, apenas unos meses. Para los jueces, "lo que no ha quedado probado es que sendas salidas de la empresa fueran productos de supuestos y no constatados contubernios con los órganos consultivos y decisorios de la compañía, para marcharse aprovechándose de las prebendas económicas recogidas en tales contratos mercantiles". Y para disipar cualquier duda añaden: "Debemos descartar cualquier modo de confabulación para que aquellas desvinculaciones de la empresa fueran favorables a los intereses económicos de los consejeros ejecutivos salientes".

También validan la actividad como asesores que mantuvieron los dos ejecutivos y que éstos fingiesen sus ceses para cobrar las indemnizaciones.

Los sindicatos reaccionaron con disgusto ante la sentencia que absuelve a los acusados de las penas de hasta cinco años que pedían las acusaciones, ya que consideran que los absueltos tienen "responsabilidad" en la "pérdida de empleo" que ha sufrido Abengoa. La secretaria general de CCOO en Andalucía, Nuria López, dijo que respeta el fallo, pero afeó que los ejecutivos hayan salido "con indemnizaciones millonarias" mientras los trabajadores han ido al "paro con indemnizaciones de miseria".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios