Economía

Amancio Ortega ingresará este año 1.108 millones de euros en dividendos de Inditex

  • El fundador y máximo accionista del gigante textil cobrará hoy el último pago de 2016, 554 millones Su hija Sandra recibirá 94 millones

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año 1.108 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía cuando cobre hoy 554 millones por la última retribución de 2016 que abonará la firma gallega a sus accionistas. En concreto, recibirá el dinero a través de las sociedades Pontegadea Inversiones y Partler, con las que controla un 59,294% del capital. El año pasado percibió 961 millones por el mismo concepto.

El gigante textil repartirá este año entre sus accionistas más de 1.900 millones a cuenta de los resultados de 2015, lo que supone 0,60 euros por título, un 15,4% más. De este importe, la compañía ya abonó el pasado mes de mayo un dividendo ordinario a cuenta de 0,30 euros por acción, al que se suma otro del mismo importe en concepto de ordinario complementario y extraordinario, que se hará efectivo hoy.

El fundador de Inditex, que posee un paquete de 1.848 acciones, ha invertido en lo que va de año más de 1.000 millones en ladrillo, prácticamente la misma cantidad que cobrará en concepto de dividendos.

De esa cifra, la mayor parte, cerca de 500 millones de euros, ha ido a parar a la adquisición de la Torre Cepsa, a la que se suma un edificio comercial en Seul, en el que invirtió 328 millones; un hotel de lujo en Nueva York (61 millones); el edificio Tiffany de San Francisco (129 millones) y un inmueble en Montreal (30 millones).

Por su parte, su hija Sandra Ortega, que posee el 5,053% de Inditex, cobrará este año más de 94 millones en dividendos.

Inditex registró un beneficio neto de 2.875 millones en su año fiscal 2015-2016 (del 1 de febrero de 2015 al 31 de enero de 2016), lo que supuso un incremento del 15% respecto al ejercicio anterior.

Los resultados obtenidos en 2015 han permitido al gigante textil repartir 37,4 millones, el equivalente al 10% del incremento del benegicio del grupo respecto a 2014, entre aproximadamente 78.000 empleados.

Las ventas del grupo se situaron en 20.900 millones, un 15,4% más, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 4.699 millones, un 15% superior.

Inditex cerró el ejercicio fiscal 2015-2016 con una posición financiera neta de 5.300 millones de euros, con una caja de 4.226 millones frente a los 3.798 millones de un año antes, y con una deuda financiera de 10 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios