Economía

Abengoa logra la mayoría necesaria que exigía el contrato de bloqueo con sus acreedores

  • El acuerdo comprometía a los poseedores de la deuda a no venderla o trasmitirla hasta el 31 de enero

  • La consecución de las adhesiones abre la negociación para proceder a la nueva reestructuración financiera

Sede de Abengoa en Sevilla Sede de Abengoa en Sevilla

Sede de Abengoa en Sevilla / Archivo

Abengoa comunicó este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha conseguido alcanzar "las mayorías necesarias" para que sea efectivo el contrato de bloqueo o Lock-up, y que por tanto éste está en vigor desde el lunes 28 de enero de 2019. Este contrato se había suscrito con los acreedores del denominado New Money 2 y desde su firma se abrió un plazo de dos semanas para que se adhiriesen acreedores precedentes.

La multinacional andaluza había prorrogado por dos veces dicho plazo para que los acreedores se adhirieran a este contrato, los pasados días 14 y 21 de enero, para dar más tiempo a que se adhirieran acreedores al contrato. La posibilidad de adhesión se le ofrecía a los tenedores de Senior old money, de Junior old money y a los titulares de deuda de impugnantes y otra deuda corporativa. Para el primer grupo, el Senior old money, se exigía un mínimo de adhesiones del 75%, que es la mayoría que se obtuvo este lunes.

La consecución de estas adhesiones de la mayoría del capital, tanto del New money 2 como del Senior old money, abre el proceso de negociación de la nueva reestructuración financiera, que fue anunciada por Abengoa el 30 de septiembre pasado, y que sería la segunda desde que se superó el preconcurso de acreedores. Tras este paso, la firma de la nueva reestructuración es inminente.

Esta reestructuración se plantea tres retos a resolver. En primer lugar, obtener 95 millones de euros de nueva liquidez a través de la emisión de un bono convertible –al 9% de interés– para refinanciar el proyecto A3T. El desembolso inicial sería de 30 millones de euros y el resto quedaría condicionado al cumplimiento de ciertos hitos.

En segundo lugar la operación busca obtener 140 millones en nuevas líneas de avales, 15 de ellos se utilizarán para proyectos en España. 

La tercera para del plan de reestructuración financiera es la modificación de la estructura del capital, de manera que haya una reducción significativa de la deuda financiera en el medio plazo, aunque respetando el orden de prelación actual de los acreedores. El objetivo es que el capital resultante con la reestructuración sea sostenible con el negocio futuro de ingeniería y construcción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios