Economía

Abengoa desvió en 2019 liquidez prevista para Abenewco 1 a los acreedores

Abengoa desvió en 2019 liquidez prevista para Abenewco 1 a los acreedores

Abengoa desvió en 2019 liquidez prevista para Abenewco 1 a los acreedores

El informe de cuentas de Abengoa Concessions Investsments Limited (ACIL) correspondiente al ejercicio de 2018, al que ha tenido acceso este periódico, prueba que los administradores del grupo Abengoa han priorizado en su gestión a los acreedores por encima de la propia actividad operativa y del mantenimiento del empleo. Esta sumisión a los intereses de los acreedores ha sido denunciada públicamente por los accionistas minoritarios de forma reiterada en los últimos meses.

El documento, fechado en agosto de 2019,está firmado por el director general de Abengoa, Joaquín Fernández de Piérola Marín, aunque lo hace en su condición de consejero (director en su terminología en inglés) de ACIL, filial británica del grupo.

Es decir, el documento que firma Fernández de Piérola se hizo con la segunda reestructuración de Abengoa ya aprobada y ejecutada.

En el informe se afirma literalmente: “El 25 de abril de 2019, Abengoa S.A. informó que se produjo la fecha de vigencia de la reestructuración. Asimismo, se han firmado todos los documentos de reestructuración y la operación ha concluido el 26 de abril de 2019 con la emisión de nuevos instrumentos y la amortización total de New Money 1 y 3. Dicha amortización se realizó con lo recaudado por A3T bajo cierta financiación puente en Mexico. Dado que los recursos de la financiación puente no fueron suficientes para la amortización total de los pasivos NM1/3, Abenewco aportó la diferencia por un monto de 40 MUSD [millones de dólares estadounidenses] proveniente del convertible emitido por A3T Luxco 2 en el marco de la reestructuración del grupo Abengoa y que se suponía que se enviaría a Abenewco 1 para fines corporativos. Los fondos no se transfirieron y Abenewco 1 acordó que A3T Luxco 2 transfiriese directamente estos fondos a Orphan para que se utilizaran en el reembolso de NM1. Esto redujo significativamente la liquidez de Abenewco 1 en beneficio del grupo Orphan, incluyendo Luxco 1, que era garante de los pasivos NM1/3”.

Este reconocimiento supone que la dirección del grupo Abengoa, cuando su presidente ejecutivo era Gonzalo Urquijo y el director general Fernández de Piérola –aún lo es–, decidió que la dotación de liquidez finalista para la filial operativa del grupo no fuese a parar a Abenewco 1, para poder repagar íntegros los tramos New Money 1 y 3 que procedían del primer rescate de 2017, conforme a los términos previstos en la reestructuración financiera que se había aprobado en junta general extraordinaria en marzo de 2019.

El dinero se envió, además, según reconoce el informe de cuentas de ACIL, al “grupo Orphan”, en referencia a la sociedad luxemburguesa Orphan Holdco, que es la que prestó a la sociedad del grupo Abengoa también establecida en Luxemburgo A3T Luxco 2, y que era enteramente propiedad de la fundación holandesa Stichting Seville, que por normativa de ese país es opaca e impide saber quiénes eran los beneficiarios tanto del reintegro de la deuda como de los intereses, que llegaron a ser del 18%, y de elevadas comisiones financieras. Esos pagos han sido calificados por la sindicatura de Abengoa, Abengoashares, como un “expolio”.

El informe, además, no duda en reconocer que la decisión perjudicó la liquidez de Abenewco 1 en beneficio de Ophan Holdco.

La sociedad A3T Luxco ya no es propiedad del grupo Abengoa. Desde el pasado 7 de enero de 2021 pasó a ser propiedad del Banco Santander, que ejerció una opción de compra prevista en la segunda reestructuración de 2019, con lo que se adjudicó la cadena de sociedades luxemburguesas y el propio activo de la planta de cogeneración mexicana A3T, una de las inversiones más valiosas que le quedaban a la multinacional andaluza.

Las cuentas de 2018 de ACIL son las últimas que la sociedad británica ha presentado, dado que era un instrumento utilizado para mejorar la fiscalidad de los rendimientos de Atlantica YIeld, la filial estadounidense de Abengoa. Tras la venta de ésta, la sociedad, aunque no se ha liquidado, dejó de tener actividad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios