El legado de la Gran Recesión

La crisis cambió nuestras vidas de manera fundamental: muchas personas tiene hoy un salario más reducido y ha empeorado la calidad de sus puestos de trabajo respecto a la situación previa.