Carnaval de Cádiz Calor y color en un gran domingo de coplas

  • Enorme oferta de coplas callejeras en todos los rincones del centro

La ilegal 'Narcos de la frontera' en la calle Sagasta. / JULIO GONZÁLEZ

Sobraban los chaquetones y había que cargar con ellos. Sumando mochilas y bolsas de comida, el engorro era evidente para muchos espectadores. Pero valía la pena por disfrutar de una espléndida jornada de coplas callejeras con un sol que, por momentos, adelantaba la primavera. Riadas de personas procedentes de otras localidades, aunque se percibía algo de menos público que en otros años. Colas enormes en los cajeros automáticos. En definitiva, un domingo de Carnaval con todas las de la ley. Las mejores imágenes de la jornada.

Moret, está usted rodeado. De gente. Para escuchar a la chirigota de Juan Carlos Aragón 'Er Chele Vara', aposentada en las escalinatas del monumento en San Juan de Dios. Eran las 14.00 y un poco más adelante, en la plaza de San Agustín, cantaba la comparsa 'Los luceros', dirigida por Ángel Subiela. Para seguir por esa zona hacia San Francisco no había más remedio que dar la vuelta por Canalejas. La expectación por ver a la comparsa bloqueaba el camino. En ese momento, la comparsa 'La manada' actuaba en la plaza de la Catedral y el coro a pie, 'El taller de los libretos prohibidos', en la plaza de San Francisco.

El coro de Julio Pardo y 'El Canijo', 'El batallitas', desplegaba su juego de voces en la plaza de Mina a las 15.30, luciendo el bajo eléctrico en varias de sus piezas. Detrás venía el coro de Nandi Migueles, 'Ópera Cádiz'. Muy cerca, en el Oratorio de San Felipe Neri, la comparsa revelación de este año, 'Los niños sin nombre', demostraba que tiene tirón en su primer año en adultos, después de haberse quedado a las puertas de la final del COAC. Un gentío rodeaba al grupo mientras cantaba. Luego, esta comparsa coincidía a los pies de la Torre Tavira con otra revelación, la chirigota de Puerto Real 'Si yo dijera lo que pienso'. Al lado, en la plaza de Gaspar del Pino, un lugar natural para este grupo, estaba la chirigota del Love 'Los cachitopan'. Y bajando la cuesta de Javier de Burgos se encontraba el romancero 'Los hombres del Millonario'.

La chirigota sevillana 'Los dependentistas' se dejaba ver en Barrié a las 17.30 y la comparsa gaditana '¿Te lo cuento o te lo canto?' en la puerta de Zara, en El Palillero. No faltó por las calles la conocida como Chirigota del Parchís, este año 'Los que la llevan de cuadritos'. Su autor, el periodista Miguel albandoz, llevaba encima como cada año el libro de firmas en el que dejan sus rúbricas las personas que escuchan a la agrupación. “Al final del Carnaval lo leo tranquilamente y me harto de reír”, admitía con su traje de escocés. También en El Palillero cantaba la chirigota de Rober Gómez 'Los yayoflautas' y 'Los luceros' se había trasladado a la calle Cánovas del Castillo ante el bar Kaserón del 3x4. Bajando San Francisco, en la esquina con Nueva, estaba el coro ganador de este año, 'Los del patio'.

Las ilegales toman la calle

Mientras, las ilegales se perdían por la calle Rosario, por el callejón de San Andrés, por Marqués de Valdeíñigo. Se hacían fuertes por la zona de Sagasta, por Solano, Mateo de Alba, Armengual y bajaban por Hospital de Mujeres, Rosario Cepeda, San Francisco Javier... Rinconcitos ideales para escuchar las coplas más canallas por primera vez, en su estreno, en la espera que por la noche se fueran desplazando hacia la Viña, hacia Capuchinos.

La tarde, después del bocadillo empezaban con ‘Las tarotistas’, la chirigota de la Factoría, en la puerta de la Santa Cueva. Por allí pasarían el dúo, con Koki Sánchez, de Lola Flores y el Pescaílla, el romeancero de los Barba, ‘Los Mágico González’ y la chirigota de ‘Las listas del SAS’, de Bocuñano.“Cuando vayan a inaugurar el hospital nuevo... tengo yo pelo en los huevos”, decían estas enfermeros que aprovechaban que iban a tomar la temperatura para arrimarse.

‘Las que necesitan su espacio’, en Rosario Cepeda, entonaban su estribillo. Son tan listas, “que después de astronauta van a ser ministras. “Houston, Houston, el pantalón me queda a lo ‘jiusto’”, Por Solano,‘Senderos bochornosos’, la chirigota del Perchero, informaban que habían puesto su oficina de reclamaciones para el que se quisiera salir de su particular secta en la embajada saudí, algo muy sencillito para no tener problemas.

Que en Cádiz había ayer gente de todos los lugares se vio cuando estos chirigoteros hicieron una pregunta: ¿Quién no es de Cádiz capital? La mayoría de las manos se alzaron, solo quedamos unos cuantos locales, aunque todos se rieron con sus divertidos cuplés al carril bici o a la posible repetición del maremoto en la ciudad.Bajo el rótulo Asociación de Ninfas de München, cantaban su repertorio ‘Sí, sí, espérate ahí’. ¿Por qué me llaman la sí, sí?, cantaban las chirigoteras. “Porque si le ofrecen una cerverza le dicen sí sí”

También las chirigotas ‘Anden ¾ y mitad’, las ‘Cloacas gaditanas’ y los romanceros ‘Scadi Movie’ y ‘!Y yo con estos pelos!’ disfrutaban con el público. “Voy buscando aparcamiento, el gorrilla al verme así, me ayuda a aparcar el coche y el euro me lo da a mí”, decía este particular hippie, que viene de un barrio chungo “como será mi barrio que a mí me llaman chungo”.

El Carnaval callejero ha despertado para quedarse hasta el próximo domingo sin descanso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios