Carnaval de Cádiz

Un año sin Manolo Santander

  • El maestro chirigotero dejó huérfano al Carnaval aquel aciago martes 3 de septiembre de 2019

Manolo Santander. Manolo Santander.

Manolo Santander. / Julio González

Cádiz y su Viña, como si el barrio fuese un mundo aparte, llevan ya un año echando de menos a uno de sus hijos más predilectos. El calendario ha dado una vuelta completa para recordarnos que tal día como hoy, el 3 de septiembre de 2019, marchaba para siempre a sus 56 años Manolo Santander Cahué, el paladín del compás y el defensor a ultranza de una manera de hacer Carnaval, que no era otra cosa que un estilo de vida. En la mañana de aquel martes aciago fallecía el custodio de la fórmula mágica de la chirigota clásica, que había heredado de la manera más natural de manos de Chimenea, Poce y Fletilla. Un año después, huérfana la ciudad, huérfano el barrio, todo sigue recordando a él en su Caleta, en las calles viñeras, en su familia, en sus amigos, en su chirigota y en el mundo del Carnaval.

Aquella mañana las fuerzas le abandonaron. Después de luchar más de un año contra el mal, contra la ‘cosita’ de ese pasodoble de su ‘lapa negra’, se iba el chirigotero pocos meses después de alzarse con su último primer premio, en una lección de vida y de amor por la fiesta sin precedentes. Fue otro gran palo para el Carnaval en un año para olvidar, después de fallecer Juan Carlos Aragón, Catalán Chico o Pepón de Cádiz. Las muestras de cariño en el tanatorio fueron constantes, aunque la familia rechazó el ofrecimiento del Ayuntamiento y del Cádiz C.F. para instalar la capilla ardiente en el Falla y el Estadio Carranza, respectivamente. Meli, Palmi y Manolín querían una despedida más íntima y así se hizo. Aun así, la dimensión del personaje era tal que no faltaron autoridades ni una representación de su equipo del alma, el amarillo que ya no está maldito ni pa los artistas, con Álvaro Cervera y sus capitanes al frente. No sabía Manolo que ya en esos primeros compases de septiembre se estaba gestando el ascenso a Primera que habrá disfrutado desde allá donde quiera que se encuentre.

Ese mismo septiembre comenzaron los ensayos. Faltaba Manolo, pero su grupo, liderado por su hijo Manolín, decidió tirar para adelante y preparar ‘El batallón rebaná’, su antología póstuma. El día 14, el Carranza homenajeaba en cada rincón, cada escalón, al padre del himno oficioso en los prolegómenos de un Cádiz-Girona. En octubre, el Ayuntamiento de Cádiz decidía que la plaza de la Reina, en el corazón de La Viña, pasara a llamarse plaza de Manolo Santander.

Y llegó febrero, donde el Falla lloró por el maestro viñero en sentidas coplas de sus rivales y amigos. Y de su hija Palmi, con su comparsa, en un momentazo lleno de emotividad. Y lloró el teatro en la final cuando se presentó el batallón, estrenado poco antes en La Tía Norica. Y la ausencia se hizo más amarga aquella noche en la que su hijo Manolín encarnó al Dios Momo en la plaza de San Antonio. Todo recordaba a Manolo.

El penúltimo capítulo del libro de los recuerdos se escribía a principios del pasado mes de junio cuando su chirigota, con Manolín al frente, anunciaba que volvía en 2021 al Concurso del Falla para mantener la llama del patriarca. El homenaje se interrumpirá a causa de la epidemia, pero seguirá en el cajón aguardando tiempos mejores junto a la orillita de La Caleta.

Manolo Santander muere a los 56 años

Manolo Santander con el tipo de 'La maldición de la lapa negra' Manolo Santander con el tipo de 'La maldición de la lapa negra'

Manolo Santander con el tipo de 'La maldición de la lapa negra' / Rocío Hernández

El mundo del Carnaval aún no se había repuesto aún de la enorme pérdida de Juan Carlos Aragón cuando sufrió otro terrible golpe: Manolo Santander, maestro chirigotero, nos dejaba tal día como hoy hace un año tras padecer una larga enfermedad. Se iba en lo más alto, tras conquistar la gloria en el Falla con 'La maldición de la lapa negra', primer premio en el COAC 2019. La modalidad de chirigotas perdía así a uno de sus grandes referentes, adalid de un estilo y un compás que es pura Viña, puro Carnaval. 

Una ciudad volcada en su adiós

El interior del tanatorio de Servisa, antes de la misa de responso por Manolo Santander. El interior del tanatorio de Servisa, antes de la misa de responso por Manolo Santander.

El interior del tanatorio de Servisa, antes de la misa de responso por Manolo Santander. / Joaquín Hernández 'Kiki'

Las reacciones al fallecimiento del chirigotero fueron incontables y muchas fueron las personalidades que acudieron a su último adiós en el tanatorio de Servisa. Autores como José Guerrero Yuyu, Antonio Martín o Julio Pardo, políticos como la edil de Fiestas Lola Cazalilla o la presidenta de la Autoridad Portuaria, Teófila Martínez, o el entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, junto a varios jugadores de la primera plantilla cadista acompañaron a la familia Santander en esos duros momentos

El homenaje del Carranza

Pancarta desplegada en Fondo Sur como homenaje a Manolo Santander. Pancarta desplegada en Fondo Sur como homenaje a Manolo Santander.

Pancarta desplegada en Fondo Sur como homenaje a Manolo Santander. / Joaquín Hernández Kiki

Manolo Santander estaba muy vinculado al Cádiz CF. De su genio nació el mítico 'Me han dicho que el amarillo...', un himno eterno para el cadismo, además de prestar su imagen para varias campañas de abonados de la entidad cadista. Así, la afición gaditana quiso rendir su particular homenaje al chirigotero en el partido frente al Girona en Carranza. Un tifo con el lema "Gloria bendita para los cadistas" y la imagen de Santander con el tipo de 'El Atlético Agujetas' adornó el fondo Sur del coliseo gaditano, que coreó emocionado el histórico pasodoble de 'La familia Pepperoni'

El proyecto de una plaza con su nombre

La plaza de la Reina. La plaza de la Reina.

La plaza de la Reina. / D.C.

El pasado mes de octubre el Ayuntamiento de Cádiz anunció que la plaza de la Reina pasaría a llamarse plaza de Manolo Santander. Un proyecto que aún no se ha llevado a cabo y que implicaba la transformación de dicha plaza en un pulmón verde en pleno corazón del barrio de la Viña, su barrio. 

El homenaje en el Falla de su hija Palmira

Palmira Santander emocionada tras cantar un pasodoble a su padre. Palmira Santander emocionada tras cantar un pasodoble a su padre.

Palmira Santander emocionada tras cantar un pasodoble a su padre. / Jesús Marín

El Concurso del Falla de 2020 estuvo marcado necesariamente por las pérdidas de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón. Muchas fueron las coplas dedicadas a ambas leyendas de la fiesta, pero pocas más emocionantes que la dedicada por la comparsa 'Sólo sé que no sé nada', que cuenta con Palmira Santander, hija del chirigotero, como componente. Las lágrimas de Palmi fueron las de todo el Falla, que respondió al pasodoble entonando el Me han dicho que el amarillo

El estreno de su antología

Antología ‘El batallón rebaná’ en el teatro La Tía Norica Antología ‘El batallón rebaná’ en el teatro  La Tía Norica

Antología ‘El batallón rebaná’ en el teatro La Tía Norica / Jesús Marín

El grupo que había defendido en el Falla las últimas coplas de Manolo Santander se encargó de poner en valor su legado con la antología 'El batallón rebaná', estrenada en el Teatro del Títere el pasado 9 de febrero. Su hermano Emilio, su hijo Manolín, su compañero en la autoría José Manuel Sánchez Reyes, Carlitos Pérez, Portilla... fueron las voces que recordaron algunas de sus coplas más míticas, del "loco, loquito, loco" de 'Los de Capuchinos' al "en la orillita de la Caleta" de su última obra. 

El homenaje en la gran final del Falla

Las antologías de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en la Gran Final del Falla. Las antologías de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en la Gran Final del Falla.

Las antologías de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en la Gran Final del Falla.

Un Concurso marcado por las ausencias no podía acabar de otra forma. Las antologías de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón fueron las encargadas de abrir la gran final del COAC 2020, permitiendo al público del Falla una despedida a la altura de ambos genios. Una emocionante cita que acabó con ambos grupos sobre las tablas dedicando al cielo el Me han dicho que el amarillo

El recuerdo del Gran Momo

Manolín como Gran Momo. Manolín como Gran Momo.

Manolín como Gran Momo. / Lourdes de Vicente

Manolín Santander fue elegido Gran Momo del Carnaval 2020 y su pregón, cómo no, se convirtió en un nuevo homenaje a su padre. Una suerte de testamento carnavalesco desarrollado con maestría por Manolín y un puñado de buenos amigos para recordar la figura del insigne viñero. No podíamos saber entonces que aquel Momo que ardió en llamas nos dejaría huérfanos de un nuevo Carnaval por una pandemia. 

Manolín, su heredero en la chirigota

Manolín Santander, al frente de la antología 'El batallón rebaná'. Manolín Santander, al frente de la antología 'El batallón rebaná'.

Manolín Santander, al frente de la antología 'El batallón rebaná'. / Jesús Marín

No podrá ser en 2021 a causa del coronavirus, pero la chirigota de Manolo Santander tendrá continuidad cuando el virus permita el regreso de las coplas al Gran Teatro Falla. Y lo hará con su heredero al frente, pues Manolín Santander anunció su adiós a la comparsa para tomar las riendas de la chirigota junto a Sánchez Reyes y el grupo de 'La maldición de la lapa negra' y 'El batallón rebaná'. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios