Ambiente en la segunda función de preselección

Miguel Choza y Ángel Gago encendieron la calefacción

  • La chirigota a la que no le gusta ‘ná’ y el cuarteto de la eterna obra coinciden en los camerinos antes de caldear el cotarro

Miguel Choza en camerinos durante el calentamiento de voces de su chirigota. Miguel Choza en camerinos durante el calentamiento de voces de su chirigota.

Miguel Choza en camerinos durante el calentamiento de voces de su chirigota. / Jesús Marín

Con el frío reinante en la calle la noche pedía entrar en calor desde el comienzo de la sesión. Más o menos fue así con las actuaciones del cuarteto de Gago y la chirigota de Miguel Choza. Pero el ‘biruji’ no se iba de los camerinos. Allí coincidieron ambas agrupaciones. Gago consideraba “un buen augurio” cantar casi al inicio del Concurso, lo que ya le ocurrió el año que su cuarteto ganó por primera vez, en 2006, con ‘Un cuarteto con gancho’. En eso que llegó Choza, cuyo cuervo negro en el hombro no estaba precisamente para augurar nada bueno. El chirigotero espetó a Gago “este año no me dáis la Holoturia”, en relación a los premios posteriores al COAC que distinguen a quienes no están afortunados en el Falla, de cuyo jurado es miembro el cuartetero. Se refería Choza al galardón que recibió por sus palabras en el COAc 2019 a un periodista del foso: “No te gusta ná, José”. Precisamente es el nombre de su grupo de este año, sacando jugo a lo que él reconoció como un patinazo.

Haciendo voces el conjunto de Choza demostró poderío con el principio de la presentación. “Hoy se va a liar otra vez”, amenazaba entre risas. Mientras, los componentes se repartían bolsas con el anagrama de ¡Simago! Gloria eterna a su escalera mecánica.

En la misma punta que defendió su padre estaba Leo Cornejo, hijo del recordado Don Adolfo. El chirigotero y buen conductor de autobuses, que sale por primera vez con Choza, recibió en camerinos la visita de su tío, otros histórico de la fiesta como Chico Cornejo.

De visitas iba la noche. De apoyo a los compañeros, para recordar viejos tiempos. Fue el caso de Emilio Tello, que lleva dos carnavales ya sin actuar junto a Gago, Figueroa, Miguel Moreno y Chicho. Así dio calor a los suyos. El calor que hacía falta con la que estaba cayendo fuera. El calor que en la preselección surge en contadas ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios