Pregón XLII Semana Cultural de La Salle-Viña

Jesús Bienvenido muestra el otro barrio de La Viña

  • El comparsista y cantautor abre la XLII Semana Cultural y Carnavalesca de la Peña La Salle-Viña con un recuerdo a las personas que dan vida a esta zona del casco antiguo

Jesús Bienvenido canta el pasodoble de la chirigota 'La maldición de la lapa negra' /

Comentarios 1

El verdadero barrio de La Viña no se encuentra en las guías turísticas. En ellas, solo se ve el exterior. Su esencia se encuentra en otras cosas más allá de la belleza de sus calles, aunque estas luzcan por sí solas. El cuadro lo completan las vivencias, la música, la gente y su ambiente. Por ello, para conocerlo de verdad hay que pasear por el de la mano de un viñero como Jesús Bienvenido.

El carnavalero y cantautor pregonó anoche la XLII Semana Cultural y Carnavalesca de la Peña La Salle-Viña. Lo hizo con un texto que le salió del alma al enseñar a los asistentes "el corazón del barrio viñero" con una ruta turística en la que mostró lo que los turistas normalmente no ven. Una idiosincrasia que solo se conoce si se es viñero y se ama este barrio.

Por ello, Bienvenido, con su disfraz de 'Los mendas lerendas', invitó al público a que se vistiera de turista, utilizando de hilo el pasodoble de 'Atila, rey de los nervios'.

Jesús Bienvenido, en un momento del pregón que ofreció anoche en La Salle-Viña Jesús Bienvenido, en un momento del pregón que ofreció anoche en La Salle-Viña

Jesús Bienvenido, en un momento del pregón que ofreció anoche en La Salle-Viña / Joaquín Hernández 'Kiki'

El pregón, como dijo el propio Bienvenido, no fue para vender el barrio, sino "de alguien que lo conoce y que quiere compartirlo con los demás". Por ello, una parte del texto giró en torno a sus vivencias en La Viña. Todos los momentos de su vida están relacionados con esta zona, desde su nacimiento en el hospital de Mora hasta sus estudios en Valcárcel, los veranos de Caleta, las noches en el Cine Caleta o los juegos en los bloques del Campo del Sur y las piedras caleteras. Y las coplas a La Viña, siempre presentes en el Carnaval. Un conjunto de elementos que "me han hecho sentir orgulloso de lo que soy y de dónde vengo". Porque, al final, "una patria no es más que un trocito de tierra de la que uno pueda sentirse orgulloso y mi barrio, a fin de cuentas, no es otra cosa que eso".

Jesús Bienvenido canta el tango del coro 'Los liberales de 1800' /

El orgullo brota de lo que nace del barrio. Una de las alegrías que ofrece es que es "la cuna natural de la música gaditana", pasando por el flamenco con artistas como Juan Villar, Pepín Muñoz, David Palomar o Raúl Gálvez y desembocando en el Carnaval. La culpa de todo esto es del barrio de La Viña, tal y como cantaban 'Los bisabuelos de los viejos del 55'.

La Viña no sería nada sin los viñeros. Muchos de ellos son especiales dentro de un barrio "inclusivo por naturaleza". Bienvenido se acordó de la Uchi, una ilustre viñera "que se sentía querida, cuidada y admirada en su barrio y que llenaba de colores las calles viñeras".

Jesús Bienvenido canta el tango del coro 'Entre pitos y flautas' /

La Viña también es un barrio "abierto y valiente" con un ejemplo como el de la Petróleo, que "sufrió las consecuencias en la época de la posguerra, pero que ha sido una de esas personas que ha abierto los senderos de la libertad que hoy podemos disfrutar todos".

La trilogía de viñeros de renombre la completó con Manolo Santander, al que Bienvenido calificó como el "artífice de los pasodobles eternos que tenemos dentro de nuestros corazones", por lo que el autor se siente "muy chiquitito al lado de personas como Manolo que tienen tantas coplas que forman parte de nosotros". Una de ellas es el pasodoble de 'La maldición de la lapa negra', que sirvió para mandarle fuerzas.

Jesús Bienvenido interpreta el tango del coro 'A Venecia del tirón'. /

Todo recorrido por el barrio de La Viña acaba en su coro. Bienvenido repasó su historia con sus tangos, interpretando los de 'Los liberales de 1800', 'Entre pitos y flautas', 'Casanova', 'La plastilina', 'A Venecia del tirón' y 'Los pájaros'. Un recorrido turístico por sus entrañas que le sirvió para ensalzar a los viñeros y las viñeras, su coro y su "bendito barrio".

Tras el pregón, la noche prosiguió con la actuación del coro 'Los del patio', de David Fernández y José Manuel Pedrosa. Asimismo, el autor José María Barranco el Lacio recibió la Careta de Oro, la máxima distinción de la entidad viñera. El broche a la noche lo puso la chirigota 'Daddy Cadi', de la que Barranco es autor de la música, con letra de Pablo de la Prida y Jesús Benárquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios