Carnaval de Cádiz

El Carnaval más puro y anárquico

  • Salvador Fernández Miró, Paco Rosado, Miguel Albandoz y Manolo Rueda dialogan sobre los entresijos de la fiesta l Piden más respeto para los grupos, más escuchar las coplas

Un momento de la tertulia que tuvo lugar en la Fundación Cajasol.

Un momento de la tertulia que tuvo lugar en la Fundación Cajasol.

La Fundación Cajasol acogió un nuevo encuentro carnavalesco enmarcado en el ciclo denominado Tertulias a Bombo y Cajasol. En esta ocasión la conversación giró en torno al Carnaval de la calle, y para ello fueron invitados Salvador Fernández Miró, histórico romancero; Paco Rosado, autor de agrupaciones míticas y que este año presenta su antología en la calle; Miguel Albandoz, periodista de TVE y autor de la conocida como chirigota del Parchís; y Manolo Rueda, gran aficionado a la fiesta y ex corista.

Salvador aseguró que “en la calle también se ha producido un cambio en el público. Cuando se habla de la calle todo el mundo habla de los beneficios que trae, del pelotazo, esto cuando más gente venga mejor, y lo que hay que plantearse es si esto es bueno o no es bueno. Esta es nuestra fiesta y la tenemos para divertirnos nosotros, esto no es un valor que tengas que vender, porque lo que sirve es para disfrutar la gente de Cádiz. No podemos perder de vista que el fin del Carnaval de Cádiz somos nosotros, y mientras que eso siga en pie y te sigas divirtiendo no hay problema”.

Rosado por su parte comentó que “la calle la voy a vivir este año después de mucho tiempo. Me imagino que con la chirigota me quedaré donde me quedo para escuchar, en el sector de San Agustín, Rosario, Valdeíñigo, y el callejoncito de San Andrés, porque lo demás es imposible”.

Lamentan la poca contribución de la hostelería con las callejeras

Rueda a su vez indicó que “el Carnaval está teniendo una expansión brutal y creo que a la gente que viene de fuera, incluso a mucha gente de aquí, hay que decirles que lo más importante es la copla. Yo salgo a escuchar coplas, eso es lo más importante de nuestra fiesta, y a la gente de fuera hay que educarla en ese sentido. Si tú quieres venir con tu bombo y tu caja no molestes al que está cantando. No te pongas al lado de esa agrupación, porque lo que quiero es escuchar coplas. Indudablemente creo que hay un número de agrupaciones brutal, cada año más ilegales, y es muy libre y limpio siempre que todos nos respetemos, y seamos civilizados con el romancero, con la ilegal...”.

Para Miguel Albandoz “cualquier fiesta popular tiene cuatro formas de vivirla: una quitándote de en medio, otra sin tener ni idea de la que es, otra cuando empiezas a dominar las claves como espectador, y eso es una gozada, y la última es más maravillosa que es cuando eres tú el que cantas con tus amigos, lo pasas bien y además la gente disfruta con eso. Para mí eso es la esencia del Carnaval de Cádiz, todo lo demás me interesa cada vez menos, incluyendo el famoso Concurso del Falla”.

Otro tema que se trató es la conveniencia de educar a la gente en el respeto al que canta. “Manolo Padilla dijo que tenía que haber un carnet para poder tocar el bombo y la caja”, contó Salvador. “En la calle se diferencian las buenas porque son inversamente proporcionales al ruido que hace el bombo. Si una chirigota mete mucho ruido con el bombo aléjate corriendo, y al contrario, si no lleva bombo, o es un bombo flojito, entonces arrímate que posiblemente será buena. Las buenas tienen su público y no necesitan formar escándalo para atraer a la gente”.

Paco Rosado saca este año antología. Sobre las coplas que se pierden opina que “siempre digo que lo bonito del Carnaval es que es efímero, a mí me molestan a veces hasta las grabaciones, eso cuando me pongo romántico. Pero después otras veces digo es que es una pena que haya cosas que se pierdan, porque también depende del gusto de la gente y de la ordinariez de cada uno, porque hay gente que le gustan cosas muy raras”.

Por último todos lamentaron que el botellón vaya buscando precisamente a las agrupaciones, aunque no los escuchen. “Había que organizar un concierto en San Antonio o algo para alejarlos de donde están los grupos cantando”.

También lamentaron la poca colaboración que encuentran en la hostelería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios